Confirman el procesamiento del pastor acusado por trata laboral

La Cámara de Apelaciones ratificó el procesamiento de Isaías Hurtado, junto a su pareja y otras tres personas, por captar y acoger a personas vulnerables, convencerlas de aportar recursos económicos a la congregación y reducirlas a la servidumbre.

Por Redacción

viernes 21 de octubre, 2016

La Cámara Federal de Apelaciones confirmó los procesamientos del pastor Isaías Hurtado, su pareja y otras tres personas, por el delito de trata de personas con fines de explotación laboral. “Ha existido el aprovechamiento de una situación de vulnerabilidad por parte de los sujetos activos, que ha configurado un ataque al bien jurídico tutelado libertad”, explicaron los jueces. En la audiencia, también, participó el fiscal general Daniel Adler.

Isaías Nelson Hurtado, jefe de la organización, su pareja Patricia Soledad Padilla Coronado, Luis Armando Cortez, Caleb Esteban Alday Maldonado y de Joel Abraham Opazo Jara, fueron procesados por haber utilizado –al menos desde julio de 2007- la figura de un ministerio religioso y mensajes de fe para captar y acoger a personas vulnerables – ya sea por su edad, estados de depresión, circunstancias familiares adversas, falta de contención, bajos recursos económicos y de educación- para congregarlas en reuniones y, a partir de allí, convencerlas de aportar sus recursos económicos a la congregación y reducirlas a servidumbre.

A efectos de que realizaran diferentes acciones o tareas en beneficio de ese ministerio o de la propia familia de Hurtado y Padilla, obteniendo de ellas un provecho económico, repara la resolución de la Cámara.  Todo en el marco de una organización criminal conformada a esos efectos por varias personas, a través de una distribución de roles. Además, se detalló: “Todo estaba en el marco de una organización criminal conformada a esos efectos por varias personas, a través de una distribución de roles”.

En este marco, la Cámara Federal de Apelaciones resolvió confirmar los procesamientos dictados en primera instancia por el juez Santiago Inchausti, con intervención del fiscal Nicolás Czizik, en relación a 21 casos de trata.

Además, continúa siendo objeto de la investigación los casos de abusos sexual oportunamente denunciados por las víctimas y que comprenden la investigación encarada por el Ministerio Público Fiscal.

Al confirmar los procesamientos, los jueces Alejandro Tazza y Jorge Ferro dieron cuenta de las numerosas pruebas de las que consta en el expediente, además de las declaraciones testimoniales de las víctimas, como la causa que tramitó en la justicia provincial, y las intervenciones telefónicas que “dejaron ver el continuo control y sujeción que Hurtado ejerce sobre las víctimas, tanto de forma directa, como a través de sus consortes”.

Según señalaron, “surge con claridad que el hecho ilícito motivador de la investigación es producto del abuso de la situación de vulnerabilidad en la que se encontraban las víctimas. Y es que, no debe pasarse por alto que estas fueron posicionadas en una situación de clara subordinación a través del culto, la que habría sido aprovechada por los sindicados a los fines de someter a las víctimas a cada uno de sus designios”.

“Ello describe un contexto de control constante y permanente, conformándose un claro condicionamiento sobre su libre voluntad de determinación, lo que da cuenta de que su consentimiento claramente fue inducido y vaciado de contenido”, completaron.

En paralelo al proceso penal, en el área de Coordinación de Asistencia del Ministerio Público Fiscal de la Nación de Mar del Plata se está trabajando con las víctimas de esta causa. Para ello se las convoca y ofrece un espacio para una entrevista, y se realizan derivaciones para asistencia psicológica o asesoramiento legal según sus necesidades.

 


 

Comentarios