Saqueos del 2013: no apelarán la absolución de los imputados

El fiscal general Fabián Fernández Garello señaló que hay “un problema de insuficiencia probatoria, que será muy difícil de superar” en una segunda instancia judicial. Además, manifestó su “frustración” por el resultado del fallo.

Por Redacción

viernes 21 de octubre, 2016

El fiscal general Fabián Fernández Garello informó que la absolución de los doce imputados por los saqueos del 2013 no será apelada y remarcó que hay “un problema de insuficiencia probatoria” para continuar en la siguiente instancia judicial.

Según el fiscal, en diálogo con Radio Mitre Mar del Plata, en los sucesos ocurridos en diciente 2013, “no se pudo procesar a nadie”. “Eran épocas en las que no había cámaras de seguridad como para poder individualizar conductas, o ver de qué manera se podía analizar la prueba”, explicó.

“Observamos en la sentencia del Dr. Aldo Carnevale es que hay un problema de insuficiencia probatoria, es un escalón que va a hacer muy difícil superar, aun en instancia de Casación”, consideró el fiscal general y destacó la labor del fiscal Gastón De Marco.

En este sentido, sostuvo que no se recurrirá a una segunda instancia judicial, y consideró que “como Ministerio Público no tiene sentido alguno cuando evaluamos un problema de esta naturaleza provocar la apertura jurisdiccional del Tribunal de Casación”.

Consultado sobre la posibilidad que el fallo sea “ejemplar”, Fernández Garello indicó que “el Dr. De Marco en su momento me había manifestado que no iba a ser fácil llevar adelante esta instancia. La idea era arribar a una cuestión de esta naturaleza, y la verdad que a veces para saber qué clase de prueba va a tener el juicio es hacer el juicio”.

“El fiscal y el juez se encontraron frente a una situación donde hay mucha gente tratando de actuar sobre un punto, saliendo, corriendo, entrando y la policía en la ciudad por esos días estaba con quite de colaboración. Se terminó por configurar todo un panorama que arribó a este resultado. Nosotros lo intentamos y a veces no llegamos”, continuó.

En relación si sentía una frustración por el fallo, el fiscal federal afirmó: “Por supuesto, porque nos hubiera gustado llegar y a colocar a cada uno de estos sujetos” y llamó a “mirar con retrospectiva: en ese momento prácticamente no había cámaras de seguridad en la ciudad, en una situación como esa muchas de esas cuestiones podrían haberse fácilmente monitoreado desde el Centro de Operaciones y Monitoreo (COM), haciendo acercamientos o por lo menos trabajar en la colección de pruebas”.

“La insuficiencia probatoria de la atribución del factor de responsabilidad estaba muy débil, sí se encontró gente en el lugar, pero no necesariamente significaba que la gente había actuado. Hubiera estado mal no haber hecho el esfuerzo, aun cuando el resultado es este. Uno en el juicio sabe que con este tipo de certificación probatoria el resultado no siempre es una condena, puede ser absolución como en este caso”, añadió.

Por otra parte, Fernández Garello indicó que “no se puede detener ni condenar a nadie por la sola denuncia de una víctima y tampoco es posible condenar a nadie solamente con el testimonio policial”.

“Son situaciones que en las que estas estampidas de delitos masivos, son muy difíciles de probar, más que verificar. Uno veía saqueos, pero no siempre se puede identificar. Hay una situación de divorcio entre lo debiera ser justo y lo que uno puede probar”, manifestó el fiscal general y consideró que hay que “trabajar para que no haya paro policial, que las cámaras de seguridad funcionen, y para que el vecino entienda que no se le pueda aprobar el vecino”.

Finalmente, recordó que “nuestro objetivo central ese día y por eso estaban los fiscales en la calle, era evitar muertes”.

 


Comentarios