El árbitro agredido: “Que no juegue nunca más”

Emiliano Cingolani, quien sufrió un golpe de puño del jugador de Racing Marcos Barragán, pidió una dura sanción para el futbolista

Por Redacción

sábado 22 de octubre, 2016

Emiliano Cingolani nunca imaginó que a las 19,30 de este sábado iba a estar en una clínica. El árbitro fue agredido con un golpe de puño por Marcos Barragán, jugador de Racing de Mar del Plata, en el duelo entre la “Academia” y Talleres por la quinta fecha del Torneo Clausura.

Iban 30 minutos del segundo tiempo y Cingolani cobró una infracción a favor de Talleres, que ganaba 2 a 0. Barragán, que estaba amonestado, protestó por el fallo y se ganó la expulsión. “Además de protestar, se me rió en la cara. Ahí fue cuando le saqué la segunda amarilla y lo expulsé. Entonces me dio un golpe de puño en la pera”, le contó Cingolani a El Marplatense.

“En once años de carrera, nunca me había pasado algo así”, explicó Cingolani, quien  suspendió el partido de inmediato. Dos horas después del hecho, todavía tenía dolor en la pera y en el cuello. “Me dejó marcas en la zona. Me voy a revisar”, agregó.

Asimismo, Cingolani confirmó que hizo la denuncia policial. “Cuando hay agresión física corresponde la denuncia policial. Eso se adjunta en el informe para el Tribunal de Disciplina”, indicó el árbitro, quien dejó en claro su postura contra Barragán. “No sé que sanción tendrá. Pero si es por mí, que no juegue nunca más”.

Giovanniello puso la renuncia a disposición

 Tras el partido, el entrenador de Racing, Fabián Giovanniello, puso la renuncia a disposición de los dirigentes. “Atento a los hechos ocurrido en el partido en la cancha de Talleres, y siendo la cabeza de grupo, haciéndome responsable de todo, me he comunicado con nuestro coordinador Maxi Díaz, haciéndole llegar a disposición mi renuncia al cargo de director técnico al presidente del Club Racing, Sr Juan Carlos Muñoz”, escribió el entrenador en su cuenta de Facebook.

Comentarios