Ni enterrados ni cremados, seremos abono

La arquitecta americana Katrina Spade propone un nuevo método para la disposición de nuestros cuerpos muertos.

Por Redacción

viernes 28 de octubre, 2016

Existen dos formas clásicas para la disposición final de un cadáver, el entierro y la cremación. Sin embargo la arquitecta Katrina Spade cree en una tercera opción que además beneficiaría a nuestro planeta, convertir los cadáveres en abono orgánico.

El proyecto lleva el nombre de Urban Death Project el cual consiste en una instalación dedicada a llevar a cabo servicios funerarios y almacenamiento de cuerpos para su descomposición y posterior creación de tierra rica en nutrientes.

 

Los familiares de los difuntos pueden regresar para recibir la tierra resultante del compostaje. La instalaciones tendrán capacidad para llevar a cabo dos servicios funerarios por día y almacenarán hasta 60 cuerpos por mes.

La arquitecta dio a conocer su proyecto en Kickstarter  lo que logró hacer conocido su proyecto en todo el mundo y su financiación para abrir el primer centro funerario de compostaje en 2023 según sus cálculos.

 


 

Comentarios