La Aprevide denunció que barras golpearon a jugadores de Aldosivi

Así lo afirmó a El Marplatense el titular del organismo, Juan Manuel Lugones, quien radicó la denuncia en la comisaría tercera. “Hay jugadores que tienen miedo de denunciarlo”, dijo.

Por Redacción

jueves 3 de noviembre, 2016

El titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (APREVIDE), Juan Manuel Lugones, presentó este jueves en Mar del Plata una denuncia en la comisaría tercera por los hechos de violencia que se realizaron el martes en el predio del club Aldosivi, donde un grupo de barras se hizo presente en el vestuario de la villa deportiva, tras la salida de Fernando Quiroz como entrenador.

En diálogo mano a mano con El Marplatense, dijo: “No somos indiferentes a lo que es la presión que tienen los barras bravas sobre los jugadores. Hicimos tantos kilómetros para erradicar esta denuncia en Mar del Plata porque los jugadores no se animan a hacerlo y la dirigencia no lo hace”.

“Lo hacemos porque nos lo marca la ley, siguiendo la línea que tienen la gobernadora y el ministro de Seguridad de la Provincia para que el accionar de los barras bravas, que para nosotros es un sector mafioso, no quede impune”, indicó el funcionario, quien agregó: “Hicimos la denuncia con los elementos que tenemos, pedimos que haya alguna tarea de investigación adicional. Aportamos un video que podemos apreciar los rostros de quienes ingresaron al predio”.

Al respecto, informó que hubo jugadores golpeados: ““Hubo jugadores que fueron agredidos físicamente. Hubo golpes, sí claro”.

“Queremos respuestas a un montón de cosas como quién dejó entrar a los barras, si ingresaron en el marco de una zona liberada o si alguien del club se lo permitió, si apretaron a la seguridad del club pero no puede quedar así, siempre vamos a estar con las víctimas y en este caso son los jugadores”, destacó Lugones, quien llegó a la ciudad cerca del mediodía.

“Los futbolistas tienen miedo de contar lo que realmente pasó. La realidad es que fueron a apretar a los jugadores y la pasaron muy mal, fue un delito. Vamos a tratar de identificar a los barras para prohibirle el ingreso a la cancha”, continuó.

En tanto, señaló que si los jugadores “no se animan, nosotros si lo haremos, nos ponemos al frente en la Justicia”.

A su vez, salió al cruce con el presidente de Aldosivi, José Moscuzza, quien aclaró que estos hechos “ocurren todos los días”: “Los barra bravas no son hinchas, son el cáncer del fútbol. Los hinchas son otra cosa, son los que pagan la cuota social, la entrada y los que no van a apretar jugadores y no le piden indumentaria para no golpearlos”.

“Si el presidente de Aldosivi cree que es una cuestión de todos los días, no coincidimos. Ningún laburante tiene que soportar que lo aprieten en su lugar de trabajo. Es una cosa gravísima, por eso viajamos 450 kilómetros para denunciarlo”, completó Lugones en diálogo exclusivo con este medio.

Comentarios