13° C
Thunderstorm
Thunderstorm

La inundación eterna de Cerrito Sur

La diagonal Gascón acumula agua porque la boca de tormenta no da abasto. Los vecinos, que viven un trauma interminable, no son escuchados

Por LP

jueves 10 de noviembre, 2016

Hace 11 años que los vecinos de Cerrito Sur se quejan de las constantes inundaciones que se provocan porque las bocas de tormenta no dan abasto. La diagonal Gascón conduce al agua hacia las casas y lo vecinos padecen un trauma que parece no tener fin. Por eso, reclaman el inicio de las obras del Arroyo del Barco. “Dijeron que en octubre iban a realizar una nueva licitación para empezar la obra, pero no empezaron nada”, explicó Alberto, uno de los vecinos siempre estuvo al frente del pedido.

“Lo que hizo obras sanitarias fue poner una boca de tormenta para que entre el agua, pero es muy chica y no da abasto. Entonces el agua corre por la diagonal Gascón. Y en vez de ir por abajo, va por arriba. Se inunda todo”, sostuvo el vecino. “Las sociedades de fomento San Martín, Cerrito Sur y Puerto, hace 11 años que reclamamos lo mismo. Se hizo la licitación el 1 de abril de 2005 pero hasta el día de hoy no se hizo nada”, remarcó.

“Yo tengo todos los papeles para probar lo que estoy diciendo”, contó Alberto, quien vivió todo el proceso, desde los inicios del entubado, en 1981.  “Toda la vida se inundó acá. Nosotros explicamos que había que hacer un canal para ayudar a salir el agua y recién ahora lo están haciendo. Pero en vez de empezar arriba, donde nos inundamos, lo empezaron en el Puerto, al revés. La obra la tenían que haber empezado desde acá. En vez de hacer la boca de tormenta donde baja el agua, la hicieron en la otra punta de la calle. En vez de empezar en Mario Bravo hacia la 39, la hicieron dos cuadras para atrás”, indicó.

La situación, cada vez que llueve, es dramática. Por el agua acumulada, no hay quien pueda circular por el barrio. “El problema que tenemos cuando llueve mucho es que si tenemos que llamar a la ambulancia o la policía, como está inundado, no quiere entrar nadie. Hay que salir con una puerta placa, llevar al enfermo hasta Cerrito, que es la parte alta, para poder cargarlo en un taxi”, concluyó Alberto.

 


.

Comentarios