Las primeras pruebas del tren resultaron “muy positivas”

Se realizó un viaje de ida y otro de vuelta entre Mar del Plata y Constitución, “sin inconvenientes”, según informaron fuentes ferroviarias. Restan terminaciones en vías. Señales y la puesta en valor de la estación, las cuentas pendientes.

Por Redacción

martes 22 de noviembre, 2016

Tras el primer recorrido a prueba del tren entre Mar del Plata y Constitución, luego de 15 meses de inactividad, este martes se llevó a cabo un viaje de vuelta hacía la ciudad, con el fin de ultimar detalles de cara al retorno del servicio para la temporada de verano.

Según fuentes ferroviarias consultadas por El Marplatense, el viaje fue “muy positivo”. “No hubo inconvenientes, paramos en todas las localidades y llegamos en los plazos previstos”, indicaron.

El viaje duró 9 horas, dos horas más de lo previsto para el reinicio del servicio ya que llevaron a cabo paradas en distintos puntos del recorrido, en particular en las estaciones, donde se demoraron algunos minutos. A su vez, la velocidad fue moderada. “Si bien se puede viajar a 120 kilómetros por hora, lo hicimos a 70/80 kilómetros y por momentos a 40, depende algunos tramos”, explicó la fuente.

“Restan definir algunas terminaciones en vías, pero resistieron muy bien el peso del tren. También respondió de gran manera el puente del Río Salado”, aseguró a este medio.

Además, señaló que “se tuvieron en cuenta algunas precauciones, hay cuatro frentes de obras que seguirán estando aún en la temporada ya que no representa ningún riesgo”. “También se está analizando la respuesta de las alcantarillas y otros puentes”, indicó.

A su vez, recalcó que “las pruebas van a seguir estando durante todo noviembre y seguramente también diciembre, no necesariamente el 1 de diciembre se reactive el servicio, puede arrancar en la primera semana del mes”. Se tratará de llevar adelante en los próximos días dos viajes simultáneos: uno partiendo de Mar del Plata y otro desde Capital Federal.

En tanto, se prevén otras novedades. Si bien se ultiman detalles del traspaso entre la empresa Ferrobaires y el Gobierno nacional, lo cual genera cierto desconcierto dentro del personal ferroviario, se llevará a cabo un alargamiento de las plataformas, obra “importante” para la resistencia de las vías ante el funcionamiento de los trenes “nuevos”.

Unos de los puntos débiles a reforzar en la ciudad están vinculados a la incorporación de barreras en ámbitos urbanos, donde el tren pasa sin ningún recaudo previo o aviso. También  se remarcó la necesidad de mayores señalizaciones, en particular para los pasos a nivel.

Acerca del futuro de la antigua estación de trenes, donde su estructura está visiblemente deteriorada y sin uso, respondió que “se prevén obras para preservar su fachada y, tras ello, se puedan hacer funciones administrativas. Es un edificio que tiene 140 años de antigüedad”.

De igual manera, informó que las entradas para el tren se comprarán en la terminal ferroautomotora, donde ingresarán y egresarán usuarios. No obstante, los valores no se divulgaron oficialmente. Sí se detalló que los trenes, de origen chinos y comprados por el Gobierno nacional en el 2012, contarán con sectores “Pullman”, “Primera”, “vagones ambientados para personas con discapacidad”, “comedor” y con una capacidad promedio de 500 personas, con un total de al menos 12 vagones furgón.

Aún hay incertidumbre sobre el futuro del personal. Se desconoce incorporación de personal ni cesantías. El tema se intenta evitar. Mientras tanto, el entusiasmo resurgió en todas las ramas ferroviarias. Salvo algún imprevisto, el regreso del tren comenzará en los primeros días de diciembre.

 


 

Comentarios