Brindan recomendaciones ante la presencia de serpientes

El Emsur sugiere desmalezar y realizar un manejo responsable de los residuos, especialmente en zonas rurales donde es común la aparición de víboras que se camuflan entre pastizales.

Por Redacción

jueves 24 de noviembre, 2016

El Ente Municipal de Servicios Urbanos (Emsur) sugiere desmalezar las áreas cercanas a las viviendas y realizar un manejo responsable de los residuos, especialmente en zonas rurales donde es común la aparición de víboras que se camuflan entre pastizales.

Estas recomendaciones surgen luego de la aparición de dos ejemplares de víboras Yarará Ñata halladas en el Cuartel de Bomberos del Aeropuerto. Según indicaron desde el Emsur, el aumento de la temperatura ayuda a la aparición de estos animales, especialmente en las áreas rurales.

Por eso, sugieren mantener libres de malezas las áreas cercanas a viviendas, galpones e infraestructura; inspeccionar cotidianamente los lugares donde se pueden ocultar serpientes; realizar un buen manejo de los residuos para evitar roedores que atraen víboras; evitar la acumulación de leña y escombros; extremar las precauciones ante temperaturas altas, precipitaciones, humedad alta, inundaciones, desmontes, incendios y otras modificaciones ambientales; no matar predadores como musarañas, aguiluchos, caranchos, lechuzas, cigüeñas y garzas que controlan a las serpientes venenosas; limpiar correctamente los sitios de acampe y no dormir a la intemperie sobre el suelo en ambientes naturales.

Ante cualquier aparición, recomiendan "no molestar" al animal, alejarse y llamar a Defensa Civil (103) o la oficina de Guardaparques al 463-1488, que funciona hasta las 16.

La víbora Yarará –única serpiente venenosa que habita el Partido de General Pueyrredon- es una importante controladora de la población de roedores, especie sumamente prolífica que, sin control, acarrearía notables perjuicios a la vegetación en general y, particularmente, a la agricultura. La yarará sale a cazar cuando cae la tarde, que es la hora en la que abundan sus presas favoritas, los roedores -lauchas de campo, ratas conejo, ratas coloradas y cuises pampeanos-, a los que puede rastrear mediante su “olfato” y cuyo paso nocturno acecha.

 


Comentarios