Me hacés la segunda

En el mundo del espectáculo dicen que es preferible ser un buen segundo que un mal primero. Quizás estos personajes supieron siempre que su rol era acompañar a la cabeza de compañía y lo hicieron de manera magistral. Por Ariel Torres

Por Redacción

domingo 27 de noviembre, 2016

En el mundo del espectáculo dicen que es preferible ser un buen segundo que un mal primero. Quizás estos personajes supieron siempre que su rol era acompañar a la cabeza de compañía y lo hicieron de manera magistral.

JAVIER PORTALES – Un Álvarez para un Borges

Allá por el año 1964 Javier Portales se incorporaba al elenco de “Operación Ja Ja” donde compartió cartel con notables personajes como Fidel Pintos, Juan Carlos Altavista, Adolfo García Grau y Jorge Porcel. Fue en ese ciclo que terminó conociendo a quien fuera su compañero inseparable en televisión durante la década del 80, Alberto Olmedo. Ambos dejaron un legado de carcajadas gracias a sketches como “El Manosanta” y “Alvarez & Borges”. Estas piezas de humor popular fueron construidas gracias a los desopilantes pasajes que guionaba Hugo Sofovich y las improvisaciones de Olmedo. Como contrapunto Portales fue el mejor tirando centros para que el capocomico se luciera. Un gran segundo, el mejor.

 JORGE LUZ – Siempre apoyando a su vecina “La Tota”

Uno de los programas con mayor audiencia del Canal 9 de Alejandro Romay en la década del 80 fue “Las Gatitas y los Ratones de Porcel”. Dentro del ciclo se destacaba el sketch de “La Tota y la Porota”, el cual,  salió de un juego inocente de improvisación entre los actores mientras esperaban para grabar una escena.  Jorge Luz se lucía a más no poder dándole vida a una vecina de barrio un tanto exagerada. Tal fue el éxito del mismo que terminó siendo un programa en la década del 90. La dupla humorística funcionaba a la perfección y dejó inolvidables gags que hicieron morir de risa a todos los argentinos. Esas señoras de barrio, pícaras y aaarrrgentinas forman parte de nuestra cultura popular,  y gran parte del mérito es de Jorge Luz quien supo brillar sin opacar a la figura principal del programa. El ex integrante de “Los cinco grandes del buen humor” sostuvo con gracia e inteligencia el delicado equilibrio de ser un gran segundo.

ANTONIO CARRIZO – Pedro! Mirá quien vino!

Durante más de 30 años, Juan Carlos Calabró interpretó magistralmente a un porteño que le hacía la vida imposible a los famosos que visitaban un bar. Renato, el contra, tenía la habilidad de sacar de las casillas a un monje tibetano. El personaje se conoció inicialmente en el  programa “El chupete” que se emitía en la década del 70. Gracias a la aceptación del público, el segmento fue pasando de programa en programa y Calabró formó duplas con Marcos Zucker, Fernando Bravo y Gerardo Sofovich. En el año 1989 el segmento se transformó en programa y pasó a llamarse: “Toda estrella tiene contra”, se emitió durante varios años por Canal 9. En este envío nocturno el contrapunto de Calabró fue nada más ni nada menos que Antonio Carrizo. Una verdadera estrella de la radio, referente de todos los grandes, Carrizo supo amoldarse al lugar que le propuso Calabró con gran simpatía y timing. La dupla fue perfecta y eso fue el secreto del éxito del programa, El Contra al fin había encontrado alguien que lo potenciara.

Portales, Luz y Carrizo, todos grandes figuras que aceptaron estar un escalón más abajo para acompañar al capo cómico. Su generosidad y creatividad los hizo brillar a la par sin opacar a la figura, un delicado equilibrio que pocos pueden lograr.  

 

ariel-torres-2Escucha “Recalculando la tarde” con la conducción de Ariel Torres por Boss FM 88.3 de Lunes a Viernes de 17 a 20 hs. www.bossfm.com.ar

Escucha también su segmento musical en Radio Mitre Mar del Plata, FM 103.7 los sábados de 10 a 12 AM, en “No es un día Cualquiera”, conducido por Gabriela Azcoitía y Mariana Gérez. www.mitremardelplata.com

Seguí a Ariel Torres en su página.

 


 

Comentarios