El Obispo preocupado por el consumo de paco en los barrios

El Obispo de Mar del Plata manifestó su preocupación por el narcotráfico y la inseguridad. También dijo que le da "tristeza" la desocupación en la ciudad.

Por Redacción

viernes 2 de diciembre, 2016

En la previa a lo que será la nueva edición de la Marcha de la Esperanza que se desarrollará este sábado desde las 16 en la Gruta de Lourdes, el Obispo de Mar del Plata, Monseñor Antonio Marino, mantuvo un mano a mano con El Marplatense en el que mostró su preocupación por el presente de Mar del Plata y por la penetración de las drogas en los barrios periféricos de la ciudad.

El prelado consideró "alarmante" el avance del narcotráfico y afirmó que durante las recorridas que realizó en en el último a distintas parroquias, siempre observó como preocupación común esta problemática: "Pasé estos últimos años en la visita pastoral, que dura una semana, y he recorrido 8 parroquias. Lo que puedo atestiguar es esta preocupación que me manifiestan los párrocos y los distintos comités de vecinos".

"Lo de la droga es alarmante. Destruye a la juventud. La droga que consumen los más pobres es de lo peor, como el paco y otras cosas por el estilo", señaló Marino, y apuntó: "En los barrios más periféricos de la ciudad está el paco".

En esta línea, el Obispo aseguró también que los "dos temas más mencionados en estos años son la criminalidad y el consumo de drogas". "Están vinculados estos dos temas. Muchos de los que cometen delitos contra la propiedad o que atentan contra la vida de las personas son gente que está drogada", indicó.

Desempleo en la ciudad: "Me da mucha tristeza"

Antonio Marino también se refirió a las últimas cifras difundidas por el INDEC, que colocan a Mar del Plata como la ciudad con la mayor desocupación de todo el país, y pidió "resolver" esta problemática por la "importancia" que tiene la ciudad en sí misma.

obispo"Es una gran tristeza. No puedo decir más de lo que todo sabemos. Mar del Plata está a la altura de Rosario y de Córdoba en cuanto a indices de desocupación. Está en lo más alto y por encima del promedio del país", dijo a este medio, y agregó:  "Eso es algo que hay que resolver por la importancia que tiene esta ciudad".

Si bien el Obispo local se limitó a emitir juicios sobre la actuado por el Gobierno, sí reconoció que hasta ahora no se ha encontrado una "adecuada solución" a los distintos problemas económicos "crónicos" que atraviesan a la ciudad y el país.

El Papa Francisco y sus formas: "Rompió con la barrera y el prejuicio que había de una Iglesia rígida"

En diálogo con El Marplatense, monseñor Antonio Marino consideró que el Sumo Pontífice está "en continuidad con toda la tradición" de la Iglesia Católica pero que ha logrado cambiar el "estilo" a la hora de abordar sensibles temáticas para esta institución, como el aborto y la homosexualidad.

"Sabe comunicar. Tiene un estilo muy directo y gestos muy audaces, pero siempre representando a una Iglesia católica que tiene una identidad de dos milenos. Se siguen teniendo las mismas convicciones inalterables en determinados puntos", sostuvo, y agregó: "El Papa ha tenido aciertos enormes por su estilo directo, comunicativo y cordial. Hay que evitar que poner eso en contraposición de principios con los Papas anteriores".

"Lo que dice, fríamente leído y considerado dentro del contexto, cuadra perfectamente con la doctrina tradicional. Sin embargo, todos percibimos un cambio, que está en cuanto al estilo. Hay amplitud en cuanto a cordialidad, entender el ser humano y tratar de elevarlo desde allí al ideal que propone la fe cristiana. No hay ninguna renuncia", explicó.

En este marco, el Obispo de Mar del Plata remarcó en que la manera de comunicar del Papa Francisco ha permitido dar una lectura más "comprensiva" de la doctrina tradicional de la Iglesia Católica: "En sus intervenciones, por escrito o espontanea, reconduce a la doctrina tradicional pero la presenta de una manera que resulta más comprensiva. Rompe esa barrera y ese prejuicio que había con la imagen de una Iglesia rígida y que toma una distancia despectiva. Este Papa aprendió a quebrar esa barrera".

 


 

 

 

 

Comentarios