“Me tiré arriba del árbitro para que no le peguen más”

El ex Kimberley César Espende fue uno de los jugadores de Sarmiento que intentó frenar la brutal paliza al árbitro Claudio Elichiri

Por Redacción

lunes 5 de diciembre, 2016

arbitroEl exjugador de Kimberley de Mar del Plata y de Círculo Deportivo de Otamendi, César Espende, vivió este domingo una de las jornadas más violentas de los últimos tiempos en el fútbol de la zona. Su equipo, Sarmiento de Ayacucho, recibió a Sansinena de General Cerri por el partido de vuelta de una de las semifinales del Federal A (en la ida, había ganado Sansinena 2 a 1).  El partido transcurría con normalidad e igualaban 1 a 1, hasta que una jugada derivó en un escándalo mayúsculo.

El árbitro Claudio Elichiri no cobró penal en una caída adentro del área del colombiano Alexis Morales, de Sarmiento, y la contra derivó en el gol visitante.  Ante las protestas, el juez expulsó masivamente a los jugadores locales y, de acuerdo a lo que marca el reglamento, suspendió el encuentro porque el local no llegaba al mínimo de jugadores en cancha (7). Así, ante un escaso operativo policial, se desató una agresión pocas veces vista, por parte de jugadores e hinchas, que terminó con el árbitro desfigurado.

En diálogo con El Marplatense, Espende, oriundo de Lobería, contó cómo intentó frenar la paliza que estaba recibiendo el árbitro. “Yo me tiré arriba del árbitro. Lo agarré, lo levanté y lo metí en el vestuario. Después se calmó todo. Lo quiero aclarar porque en la filmación parece que le estuviera pegando, pero nada que ver”, remarcó el defensor, que usó la camiseta número “6”.

“Mientras estábamos hablando con el árbitro, entró un hincha de Sarmiento y le pegó de atrás. Ahí rompieron el candado y empezó a entrar gente de afuera. Yo justo estaba en la mitad de la cancha mirando todo, no me quería meter para que no me informen. Después, intenté meterme para que no le peguen a los asistentes. En ese momento, el árbitro salió corriendo porque le iban a pegar, y yo corrí, me tiré arriba del árbitro para que no le peguen más, porque ya era una locura”, explicó Espende.

-¿Qué te genera todo lo que pasó?

-Lo que pasó fue una locura. Pero eso se genera por el árbitro. No por los jugadores ni por la hinchada. Primero nos cobró un penal en contra que nada que ver. Me lo cobró a mí. Ellos se vivían tirando, nosotros sabíamos que nos iba a cobrar un penal. En el segundo tiempo, al colombiano Alexis Morales le hacen un penal y no lo cobró. Y en la contra nos hacen el segundo gol. Ahí empezó todo el lío, que empezó cuando el árbitro dijo que había echado a varios jugadores y el partido quedaba suspendido. Me duele mucho esto porque Sarmiento es un equipo humilde , que trabaja. Se hacen muchos asados, bailes de egresados y la gente vive de eso. Es una lástima que esto haya pasado en esta instancia.

-¿Por qué decís que ya sabían que les iban a cobrar un penal en contra?

-El “9” se vivía tirando. A cada rato. Cualquiera de ellos que entraba al área, se tiraba. No era para que me cobren ese penal. Y cuando terminó el partido, un dirigente de Sansinena le dijo a nuestro vicepresidente que esto nos pasaba porque para salir campeones hay que poner la plata. Ahí te das cuenta que el fútbol argentino es eso: todo a base de plata…

-Cuando convirtió el segundo gol Sansinena, ustedes le protestaron al árbitro y ahí empezó a generarse el malestar…

-Sí, cuando nos meten el 2 a 1 fuimos a reclamarle por el penal que no  le cobró a Alexis Morales. Hablamos pero nada más. Después entró mucha gente a la cancha y había 6 ó 7 policías. Podía haber sido peor. Hubo jugadores como Otemuro y Nicolás Toledo que estuvieron encima del árbitro para que no le peguen más, porque era una locura. Es una lástima que pase esto en un pueblo como Ayacucho.

-De todos modos, hubo otros jugadores que le pegaron al árbitro.

-Sí, capáz que sí, yo no puedo decirte nada pero en la filmación está todo. Ahí está el que se expone y el que no.

-¿Es una cancha peligrosa la de Sarmiento?

-Yo he jugado en contra de Sarmiento y nunca pasó nada. Este año me tocó jugar para Sarmiento y tampoco. Es gente buena, laburadora. La verdad que nunca vi esto, nunca me pasó en ningún lado.

-¿Los agresores eran barras o son hinchas comunes?

-No, son hinchas comunes. Es gente del pueblo, trabajadora, que paga la entrada para ir a la cancha. Barras no hay acá.

-¿Pudiste volver a hablar con el árbitro?

-No. Al árbitro lo llevamos Pablo Sosa y yo al vestuario visitante. Lo dejamos ahí y después no sé si se fue enseguida a la clínica. A los dos asistentes los llevó la policía. Les pegaron pero terminaron bien, tuvieron pocas secuelas en la cara. Pero el árbitro estaba muy golpeado. Cuando yo me le tiré arriba, vi que tenía sangre en la cara y estaba muy golpeado.

-¿Qué creés que va a pasar con todo esto?

-Ahora vamos a esperar el informe. Yo me siento muy mal por lo que pasó ayer. En la filmación parece que le estoy pegando al árbitro, pero nada que ver. Yo me tiré arriba para que no le peguen más.

 

Los incidentes se pueden ver a la 1h58m de la grabacion subida por Interior Futbolero.

Comentarios