Marinier: “No estoy conforme con la gestión del Intendente”

La delegada municipal de Sierra de los Padres manifestó su disconformidad con la gestión municipal de la que es parte y aseguró no poder “hacer más” de lo que está haciendo.

Por Redacción

jueves 8 de diciembre, 2016

La delegada municipal de Sierra de los Padres, Stella Maris Marinier, aseguró a El Marplatense no estar “conforme con la gestión del intendente” de la que es parte, pero sostuvo que no puede “hacer más” de lo que está llevando adelante en el Gobierno.

El pasado martes, el Concejo Deliberante sesionó desde el jardín de infantes de Sierra de los Padres, motivados por las numerosas críticas elevadas por vecinos contra la gestión de Marinier e, incluso, contra su persona. Durante la sesión, a la que Marinier no asistió, estos vecinos hicieron uso de la Banca 25 donde expusieron su disconformidad con la administración de la Delegada, por lo que los concejales decidieron solicitar que se convoque a una consulta popular no vinculante que funcione como elección para determinar quién debe ocupar el cargo que actualmente ocupa Marinier.

Al respecto, Marinier consideró que “están en todo su derecho” de solicitar esa consulta, pero remarcó que, al ser no vinculante, el intendente Carlos Arroyo será quien tendrá la última palabra. “Estoy a disposición de Arroyo, lo que él decida, estará bien. Si me voy, continuaré donde él me pida. No es mi intención arraigarme en un cargo, solo acompaño esta gestión”, sostuvo la Delegada. “Mientras tanto, sigo trabajando como siempre”, dijo.

“No estoy conforme con la gestión del Intendente de la que soy parte. Comprendo que todo responde a la falta de recursos económicos, pero no puedo hacer más de lo que estoy haciendo”, manifestó, y remarcó que la crítica situación financiera que vive el Municipio es la principal causa de todos los problemas que afirman padecer los vecinos. “Hay una realidad a la que la Delegación no escapa”, afirmó.

A mediados de octubre, la Delegación había sido intervenida como consecuencia “de una denuncia presentada por trabajadores” fundada en presuntos maltratos de la delegada, luego de que los trabajadores denunciaran “persecución laboral y presión psicológica” además de maltratos.

“Es imposible dar respuesta a todo”

La Delegada precisó que las múltiples problemáticas expuestas por los vecinos de la Delegación están directamente vinculadas a la “falta de recursos”, y reconoció que “la situación es complicada, tanto a nivel municipal, como provincial y nacional”. “Faltan recursos y maquinaria”, remarcó, e hizo hincapié en que “la intención de mejorar está, todos queremos salir”, pero que esto no sucederá “de un día para el otro”. En ese sentido, indicó que “aún no se pudo plasmar” lo que pretende hacer.

“Hace falta un compromiso por parte de la comunidad para revertir esta situación”, indicó Marinier. “En dos oportunidades limpiamos todo el barrio y al día siguiente ya estaba todo sucio con basura que tira la misma gente que luego reclama que la levantemos”, recordó, y expresó: “Los residuos que piden que saquemos no surge de la tierra, hay cosas que nos exceden, no puedo controlar todo”.

“La suciedad de un barrio sale del mismo barrio”, consideró la Delegada y remarcó la necesidad de que haya “sentimiento de pertenencia” de todos los vecinos para mejorar la situación actual de la zona. “Hace falta más tiempo, es imposible dar respuesta a todo”, concluyó.

 


 

Comentarios