Barrio Juramento: reclaman al Municipio la erradicación de microbasurales

El presidente de la Sociedad de Fomento denunció que se generan alrededor de una casa que fue demolida. Denunció la inacción del Municipio para solventar esta problemática y que no les pagan los convenios desde hace siete meses.

Por Redacción

viernes 9 de diciembre, 2016

El presidente de la Sociedad de Fomento del Barrio Juramento, Hugo Toso, denunció la existencia de microbasurales en la zona y la inacción del Municipio para solventar esta problemática. Además, afirmó que no se pagan los convenios desde hace siete meses y destacó la ayuda de los vecinos para posibilitar la prestación de algunos servicios.

“Tenemos un microbasural en una casa que fue demolida, en Padre Dutto y 53, y la Municipalidad no lo junta. A una cuadra y media de ese, hay otro”, aseguró Toso a El Marplatense. “Si se pudiera amontonar y levantar la basura y obligar a que se alambre, podríamos mantener el lugar”, agregó.

En esta línea, el presidente de la Sociedad de Fomento señaló que su objetivo con lao basurales es “amontonarlos para que el camión los pueda recoger”. “Nosotros no tenemos en qué llevar la basura, se necesita herramientas de porte, una pala, un camión”, detalló.

Además, los microbasurales generan problemas de insalubridad. “Ese es el tema más serio, porque genera que se estanque agua y aparezcan bichos y ratas, que afectan la salud”.

En relación al estado de las calles, el fomentista afirmó que se hicieron cinco cuadras en todo el año. “Es un barrio con una topografía particular, cuando cae el agua de la lluvia o hay un caño tapado, la calle se deforma y se rompe toda”, indicó.

“Nos están debiendo 7 meses del pago de convenios, los servicios no se prestan de la misma forma que antes”, afirmó Toso. Entre las prestaciones que brinda la Sociedad de Fomento, su presidente destacó que siguen realizando los cortes de pasto gracias a la colaboración de la gente. “Los propios vecinos nos ayudan a mantener las herramientas, no dejamos de prestarlo porque somos conscientes de que si no lo hacemos, el barrio entra en abandono. Por ejemplo, los chicos no podrían jugar en la plaza si no cortamos el pasto”, declaró.

 


 

Comentarios