La pirotecnia, el terror de los animales en las fiestas

El impacto en perros y gatos es entre 5 y 7 veces mayor que en las personas. “Lo más conveniente es protegerlos adentro de una vivienda y estar al lado de ellos”, explicó el veterinario Juan Carlos Fritz

Por Redacción

domingo 11 de diciembre, 2016

Las fiestas de fin de año pueden resultar un momento placentero para los seres humanos, pero al mismo tiempo representan el terror de los animales. Las explosiones de la pirotecnia golpean fuerte los oídos de perros y gatos, que sufren las consecuencias al extremo. Se asustan, se alteran y buscan escapar sin rumbo. La situación se agrava en los que viven en la calle, que quedan desamparados y ponen su vida en riesgo.

Ante la llegada de Navidad y año nuevo, El Marplatense consultó al especialista Juan Carlos Fritz, que tiene su veterinaria en Libertad al 5300.  “Estoy en contra de la pirotecnia, por el efecto negativo que tiene sobre los animales y también sobre las personas”, explicó Fritz, a modo de presentación.

Con respecto al efecto que tienen las explosiones sobre los animales, el veterinario explicó que “la audición de los animales es muy superior a la nuestra. El impacto en los animales es entre 5 y 7 veces mayor que en las personas.  El efecto es de un rigor extremo, los enloquece. Por eso salen corriendo y se pierden”.  “Además, los animales no saben que se trata de un festejo, no son conscientes de la situación” agregó.

 

“LOS QUE MÁS SUFREN SON LOS PERROS”

Si bien los gatos sufren la pirotecnia, Fritz indicó que los más afectados son los perros. “Los gatos lo sufren menos, porque muchos están adentro y porque, los que están afuera, se cubren en algún lugar. Los que más lo sufren son los perros”, aseguró.

Ante las medidas de precaución a tomar, el veterinario señaló: “Generalmente, se recomienda protegerlos en el interior de la vivienda, con un tapón en el oído. Lo más conveniente es estar al lado de ellos”.

Si bien hay mucha gente que se decide darle un sedante a su mascota, Fritz advirtió sobre las cuestiones que se deben tener en cuenta al elegir esa opción. “Se usa mucho el sedante, pero hay que tener precaución. Depende de muchas cosas, como la edad y el estado del animal. Hay que tenerlo en cuenta porque puede haber efectos colaterales”, remarcó.

 


Comentarios