Hospital Interzonal: “El recurso humano de la guardia está renunciando”

Así lo afirmó la doctora Andrea Potes, quien también confirmó a El Marplatense su renuncia a la Jefatura de la guardia del HIGA. Denunció graves falencias en el nosocomio.

Por Redacción

miércoles 14 de diciembre, 2016

Sigue siendo un panorama complejo el que atraviesa los pasillos de la guardia del Hospital Interzonal General de Agudos, que no se diferencia demasiado de lo vivido meses atrás. En medio renuncias y graves falencias en el nosocomio, la falta de recurso humano aparece como una de las principales preocupaciones que requiere de “urgente intervención”.

En diálogo con El Marplatense, la doctora Andrea Potes, quien confirmó a este medio su reciente renuncia de la Jefatura del Servicio de Emergencias y Trauma del Higa, trazó un panorama alarmante sobre la situación de la guardia del HIGA y aseguró que hay muchos profesionales “cansados” de las condiciones laborales que terminan “renunciando”.

“El recurso humano en la guardia está cansado de la forma en que está trabajando y está renunciando. Hay una gran parte del recurso insatisfecho”, ratificó la doctora, quien agregó: “Tendría que haber 4 médicos clínicos a cargo del schock room, y en este momento hay 2 o 1”.

Pese a la falta de profesionales, la médica destacó que se “está atendiendo todo gracias a que la gente hace un esfuerzo sobrehumano”. “El problema es que esa gente es la que sigue queriendo renunciar”, señaló la ex Jefa de la guardia.

En sintonía, la doctora dijo que la ausencia de recurso humano también significa una problemática de consideración para la atención en la terapia del Hospital Interzonal General de Agudos: “La mitad de terapia está cerrada desde principios del año pasado por falta de recurso humano”.

En este marco, Andrea Potes se refirió a los bajos salarios que perciben los médicos y la dificultad para retenerlos en el sistema público ante las ofertas en el ámbito privado.  “Un médico de guardia hoy gana entre 15 y 20 mil pesos, dependiendo de la antigüedad. Estamos muy abajo de lo que correspondería. La gente está por vocación, no tanto por el sueldo, entonces eso hace que por ahí del sueldo no hablemos. Pero lamentablemente esto provoca también que pasen estas cosas”, explicó.

“La UPA está pensada para 4 o 5 médicos por día y sólo esta teniendo 1”

Por otra parte, Potes se mostró crítica con el funcionamiento de la Unidad de Pronta Atención (UPA) ubicada en el predio del nosocomio, que desde el pasado mes de septiembre pasó a formar parte de la guardia del Hospital.

“Durante casi todo el año el UPA funcionó muy intermitentemente porque la mayor parte de los días no hay médico de guardia. Muchos días está sin médicos y los pacientes han ido al Hospital, por lo que el nosocomio tuvo que llevar adelante el trabajo del Hospital y de la guardia juntos”, explicó.

Y otra vez, según la experiencia que compartió la médica a este medio, la falta de personal vuelve a ser el denominador común de la problemática: “La UPA está pensada para 4 o 5 médicos por día, y está teniendo 1 médico por día. Eso lleva a que los pacientes tengan que esperar horas para ser atendidos”.

“Fue muy difícil trabajar este año pensando distinto”

Si bien indicó que fueron “varios factores” los que motivaron su alejamiento de la Jefatura de la Guardia del HIGA, Potes hizo énfasis en la “importante diferencia de criterios” con la Dirección del nosocomio encargada del Servicio de Emergencias. “Este año intenté hacer las cosas de la forma que yo tenía planeada y siempre me encontré con alguna traba. Hay un montón de proyectos que tenía y no pude realizar. Fue muy difícil trabajar este año pensando distinto“, sostuvo.

En este sentido, aclaró que no tuvo diferencias con el actual director del Hospital Interzonal General de Agudos, Gustavo Galbán, sino con el resto de la Dirección Asociada. “Ellos consideran que se puede trabajar con la mitad del personal, como se está trabajando ahora, y que se puede sacar recurso humano de la guardia para todos los sectores del hospital. Para mí eso no es posible”, subrayó.

“Puede ser que yo esté equivocada y que no hay que hacer las cosas como yo quiero, por lo que decidí dejar el cargo. Yo vuelvo a ser lo que soy: cirujano de guardia”, concluyó la médica.

 


 

Comentarios