Cordón frutihortícola: “Esta temporada va a ser para pagar deuda”

Así lo afirmaron desde la Asociación Frutihortícola de Productores y Afines de General Pueyrredon, tras un negativo balance en este 2016. “Fue el peor año en muchísimo tiempo”, aseguraron.

Por Redacción

jueves 15 de diciembre, 2016

Las particulares variables económicas y climatológicas que atravesaron a la ciudad en este 2016 tuvieron un impacto directo en todo el cordón frutihortícola que deja, a priori, un saldo màs que negativo. Así queda planteado un escenario donde los productores recuerdan haber vivido los peores últimos meses en “muchísimo tiempo”, pero tampoco cambia demasiado el panorama en la proyección a futuro. “Para nosotros, esta temporada es pagar deuda. Nuestro principio de 2017 será para eso”, aseguraron.

En diàlogo con El Marplatense, el presidente de la Asociación Frutihortícola de Productores y Afines de General Pueyrredon, Ricardo Velimirovich, dijo que “el 2016 se va con una situación crítica” para la actividad en general. “Fue el peor año en muchísimo tiempo. Productores con más experiencia no recuerdan haber estado tan mal y encima con una situación que no se ve muy bien para esta temporada“, sostuvo.

“La venimos pasando duro. Arrancamos con un cambio de precio de dólar con la producción a full y con la semilla sacada a pagar, y eso dejó una deuda importante para recuperarnos. Por primera vez no se vendió el tomate porque no había costos para cubrir“, dijo, y agregó: “Y después el temporal único que tuvimos, que en 36 horas dejó una destrucción muy importante, y ahora hay una sequía que es impresionante”.

En esta línea, Velimorovich ejemplificó sobre el estado de diversos invernáculos, ya que “muchos han quedado sin reparar debido a que los costos se están yendo del capital propio de inversión”. “También hemos gestionado financiaciones privadas con fabricantes de nylon y hoy la deuda queda y hay que afrontarla. Para nosotros, esta temporada es pagar deuda. Nuestro principio de 2017 será para eso”, aseveró.

La “crítica” situación para el verano y posibles aumentos

El referente de la Asociación Frutihortícola de Productores y Afines consideró necesario revertir la forma de comercialización de algunos productos ya que se mantienen valores que no condicen con los aumentos importantes que se registran en diversos insumos.

En este sentido, el productor puso el caso de la jaula de lechugas que a día de hoy se paga 30 pesos, siendo el mismo precio que no ha visto modificación alguna durante estos últimos 5 años. “La semilla sigue aumentando porque está en dólares. La luz sigue aumentando considerablemente también”, señaló en referencia a los aumentos.

Velimorovich previó algunas complicaciones para la producción de tomate, aunque aclaró que no tendrá impacto en el mercado interno marplatense ya que sólo se vende un 10 por ciento y el resto se destina a exportación: “No va a faltar pero sí nos condiciona poder lograr una exportación de tomates que era lo que teníamos planificado y hoy no estamos pensándolo, en la medida de que no tenemos tanto volumen de producción”.

Además, no descartó algunos aumentos en los valores de venta considerando que “en todos los ámbitos han aumentado las cosas”. “No ha pasado en la producción, esto dependerá siempre de que no haya una demanda exhaustiva de productos”, señaló.

“Pudimos tener más acercamiento del Estado”

En el marco de la reciente declaración de la emergencia para toda la Provincia de Buenos Aires para el sector frutihortícola, dentro de lo positivo que rescató de este 2016, Velimirovich destacó el “acercamiento” por parte de la gestión municipal, provincial y nacional para encontrar soluciones más prontas al adverso panorama que se presenta.

“No queremos que el Estado nos solucione todos los problemas, pero realmente hay situaciones críticas que hay que solucionar y no dejar que decaiga la producción y la manda de obra”, consideró.

“Suma mucho cuando tenemos un problema y llamamos a alguien, que en una reunión de productores se presente algún secretario o ministro de producción. Sentimos que por lo menos alguien nos escucha. Este año se ha logrado un gran acercamiento”, sostuvo, y concluyó: “Ahora dependerá de cómo podemos revertir la situación trabajando todos juntos”.

 


 

 

 

Comentarios