Operativo en Playa Grande: 30 vehículos secuestrados y tres aprehendidos

Además, se clausuraron distintos puntos de venta ambulante y se detectó la presencia de numerosos menores que fueron restituidos a sus padres. Uno de los aprehendidos arrastró con su automóvil a un agente de Tránsito.

Por Redacción

sábado 17 de diciembre, 2016

Durante la madrugada de este sábado se realizó un megaoperativo en los accesos al complejo La Normandina a través del cual se procedió al secuestro de una treintena de vehículos, se aprehendió a tres personas, se clausuraron distintos puntos de venta ambulante y se detectó la presencia de numerosos menores que fueron restituidos a sus padres. Uno de los aprehendidos arrastró con su automóvil a un agente de Tránsito.

Personal de la Delegación Departamental de Investigaciones en conjunto con Tránsito municipal, Policía Científica y Minoridad llevaron a cabo el operativo que pretendía prevenir el ingreso de personas alcoholizadas conduciendo vehículos, como así también el acceso de menores de edad a lugares a los que no les está permitido hacerlo.

Según informaron fuentes policiales, durante el procedimiento se secuestró una treintena de autos y camionetas y unas tres motocicletas debido a que sus conductores se encontraban en estado de ebriedad y se labraron 79 actas por distintas infracciones. Además, se clausuraron puestos de venta ambulante que carecían de la habilitación correspondiente.

En ese marco, se aprehendió a dos hombres por resistencia a la autoridad: por un lado, a un sujeto mayor de edad que intentó fugarse para evitar el control de alcoholemia y, en su huida, arrastró por unos metros al oficial a cargo del operativo, sin provocarle lesiones. El otro aprehendido arrolló todos los conos del control para huir sin ser sometido al test correspondiente, poniendo en riesgo la integridad física de los agentes que estaban prontos a identificarlo.

Por otro lado, también se detectó la presencia de numerosos menores de edad, por lo que se procedió a restituirlos a la custodia de sus padres, ya que el ingreso a los locales de expansión nocturna solo está permitido para mayores de 18 años. En ese contexto, los padres de una de esos menores exigían "muy exaltados" que su hija les fuese devuelta, pretendiendo sortear la formalidad que el área de Minoridad debía ejecutar, por lo que el hombre se abalanzó sobre los funcionarios policiales y municipales llegando a agredir físicamente a un efectivo de la DDI, lesionándole una mano. Tras ser neutralizado por otros policías, se dispuso su aprehensión y se lo puso a disposición de la Fiscalía de Flagrancia por resistencia a la autoridad y lesiones.

Según adelantaron, este tipo de operativos seguirán realizándose durante toda la temporada, con el objetivo de desalentar la combinación de consumo de alcohol con conducción de vehículos y para evitar la convivencia de menores y mayores en ámbitos de expansión nocturna.


Comentarios