“Entendemos la incomprensión, pero la agresión física es el límite”

Tras sufrir la agresión del padre de una bebé fallecida en el hospital, el director del Materno, Hugo Casarsa, señaló que hizo la denuncia policial. “El trabajador de la salud hace su tarea lo mejor que puede”, explicó

Por Redacción

jueves 22 de diciembre, 2016

Tras sufrir una agresión por parte del padre de una bebé fallecida este miércoles en el hospital, el director del Materno Infantil, Hugo Casarsa, lamentó el episodio y señaló que realizó la denuncia policial por la violencia ejercida contra él y los médicos.  “Este jueves a la mañana vinieron los familiares a buscar una fotocopia de la historia clínica que habían pedido ayer. La fotocopia estaba hecha y yo los atendí porque querían hablar conmigo. Ahí transcurrió todo un episodio de violencia que ya expuse con denuncia penal en sede policial, porque el limite nuestro es la agresión física. Nosotros entendemos la incomprensión, lo verbal, pero no la agresión física. Contra ninguna persona del hospital”, explicó en diálogo con El Marplatense.

Con respecto a las circunstancias en las que murió la bebé, Casarsa informó que “es un bebé prematuro, de aproximadamente 750 gramos, que nació los primeros días de diciembre y estaba trascurriendo una evolución medica con algunas complicaciones, como tienen los prematuros de ese peso. No quiero dar demasiados detalles porque es un menor”.

A su vez, Casarsa señaló que este miércoles ya se había reunido con los familiares de la bebé, cuando el cuadro era complicado. “Ayer recibimos a los familiares dos veces en la dirección porque no estaban entendiendo qué le pasaba a su hija. Vinieron el abuelo y el papá. Se fueron sin entender demasiado pero bien, sabiendo que tenía riesgos.  El bebé falleció anoche después de varios días de internación”, explicó.

En relación con el episodio de violencia, el director del Materno sostuvo que “no vamos a dar nombres, pero golpearon a profesionales de la salud de este hospital”. “Todos los días vemos incomprensiones y las atendemos. Nuestro personal a veces no llega a agotar el interrogatorio. Pero agresiones así no suelen darse”, agregó, antes de dejar en claro que “nosotros trabajamos para que la comunidad abrace al hospital, no para que lo agreda”.

Ante la consulta sobre las medidas de seguridad que podría tomar el nosocomio, Casarsa dijo que “la seguridad está en seguir comunicándonos con el paciente y con la sociedad. Este es un hospital que siempre da información y tiene una buena comunicación. Pero la gente quizás tiene otros conflictos. Deberían entender que el trabajador de la salud viene todos los días al hospital a hacer lo mejor que puede”.

Por último, Casarsa manifestó que “todo el personal que tenemos de seguridad y policial responde tratando de que el paciente o el familiar entienda. Nos ha ido bien, pero dos o tres veces al año vivimos situaciones como esta. Es una muestra de que tenemos que seguir mejorando”.

 


 

Comentarios