Erviti: “Todo lo que rodea al fútbol me genera rechazo”

El marplatense reconoció que el juego lo apasiona pero que el entorno no le gusta. Mientras juega en Banfield, se entusiasma con ser director técnico

Por Redacción

lunes 26 de diciembre, 2016

Walter Erviti suele mostrarse en desacuerdo con muchas cuestiones que rodean al fútbol. El marplatense siempre renegó de ese entorno tóxico y este lunes lo volvió a dejar en claro. “Me apasiona jugar al fútbol. Es lo único que debo hacer y lo único que sé hacer. Todo lo que rodea al fútbol me provoca rechazo. Pero a su vez, sos parte, ¿entendés? Es como que te acostumbrás. Vos sabés que podés pasar varios meses sin cobrar, que la gente te puede insultar, o que dicen de vos un montón de cosas que no son ciertas… Ya lo sabés. Yo lo sé. No me gusta. Pero lo sé. ¿Se entiende?”, explicó en una entrevista con el diario Clarín.

A los 36 años, Erviti atraviesa en Banfield el epílogo de su carrera. Pese a su desencanto con el entorno del fútbol, ya se entusiasma con ser entrenador y reconoció que prepara cada partido que juega. “Miro jugadas de otros partidos y después las copio. A veces escucho que ustedes (los periodistas) dicen “qué inteligente, Erviti” y me río. ¡No! Yo no soy inteligente, yo copio todo. Yo en el fútbol hago copy-paste. Veo jugadas en la semana y después las imito en la cancha. Miro contra quién jugamos… “, reconoció. “Suponete, Newell’s. Juega con doble cinco y otros tres volantes sueltos, más ofensivos. A los 5 no les gusta ir a los costados, entonces voy por ahí. Me tiro a la derecha y salimos jugando de abajo. La lleva Bettini y le sale Maxi Rodríguez. Se acerca para tocar Sperdutti y lo va a marcar el lateral izquierdo de ellos. Listo. Ya está: yo me pongo atrás. Sin marca. No me siguen. Mi tarea es esa: ver en la semana en qué lugar de la cancha me tengo que ubicar para lastimar al rival”, explicó.

Desgastado, Erviti aún no aseguró que seguirá jugando, aunque en Banfield lo esperan para la pretemporada. “Mi rol en Banfield hace que tenga que cuidar a mis compañeros. Y es difícil aguantar sin cobrar varios meses. Tengo claro que es parte de la situación que vive el fútbol argentino y que también responde a un contexto general que atraviesa al país. Pero a veces agota”, indicó.

 


 

Comentarios