Alvarado cerró el año con el sueño bien encaminado

Tras una dura derrota en la primera mitad del año, Alvarado se prepara para enfrentar la segunda etapa del Federal A. Un año que contó con la salida de Botella y el regreso de Noto.

Por Redacción

sábado 31 de diciembre, 2016

El 2016 de Alvarado no pudo cerrar de una forma más esperanzadora que esta. El equipo clasificó a la segunda fase primero en su zona, siendo el que más puntos consiguió en todo el año, y consiguió su pasaje a la Copa Argentina.

Durante la primer parte del año, Alvarado soñaba con alcanzar el ansiado objetivo de subir de categoría. Sin embargo, el equipo que en ese entonces dirigía Dulio Botella, cayó de local ante Libertad de Sunchales por 6 a 3. De esta forma, se le hizo cuesta arriba remontar la serie como visitante y,tras un empate 2 a 2, quedó eliminado en cuartos de final.

En la segunda mitad del año, el sueño revivió con la clasificación al nonagonal una fecha antes del último partido. Además, pese al empate en el encuentro final de la primera etapa, Alvarado clasificó a la Copa Argentina. “Fue una etapa dura donde los objetivos que nos planteamos los pudimos concretar”, declaró a El Marplatense el capitán Damián Luengo.

“En el plano profesional, el balance es altamente positivo”, afirmó Pablo Mirón, el presidente del club, también en diálogo con este medio. “La primera mitad fue muy buena, donde tuvimos que lamentar el último encuentro contra Libertad de Sunchales, que nos imposibilitó seguir avanzando. Esta segunda mitad es muy importante, clasificar primero en una zona muy pareja y ser el equipo que más puntos cosechó a lo largo del año, y clasificado a la Copa Argentina que no se lograba desde el año 2012, es muy importante”, señaló.

La salida de Dulio Botella parecía ennegrecer el panorama de cara a la segunda fase. Sin embargo, un hijo de la casa retornó al club para dirigir al equipo: Gustavo Noto. Rápidamente,el entrenador juntó a su equipo técnico: Gonzalo Del Río como ayudante de campo y Emiliano Costa como preparador físico. “Noto es una persona que vive igual o más de lo que vive cualquier hincha de Alvarado. El último gran título lo conseguimos con él y nos hace ilusionar con lo que viene”, indicó Mirón.

El entrenador tuvo dos ciclos en Alvarado. En la temporada 2008/09,sumó una gran cantidad de puntos y se le escapó la categoría en la promoción con Crucero del Norte. En 2012 tuvo su revancha más soñada, llevó al club de sus amores a lo más alto: lo depositó en el Torneo Federal A en la recordada final con Deportivo Roca de Río Negro.En otra de sus proezas como técnico, Noto consiguió el ascenso de Unión de Mar del Plata a la B Nacional.

En el 2017 comenzará el camino del “Torito” hacia el ascenso. El referente Luengo declaró: “Siempre uno quiere llegar a lo máximo. Sabemos que va a ser muy duro, pero personalmente me siento muy confiado. Hay un buen plantel y trabajaremos de la mejor forma para conseguir el objetivo máximo”.

La primera parada será el encuentro por Copa Argentina ante Defensores de Belgrano. El 29 de enero comienza su camino en el Nonagonal Sur, cuando enfrente a Agropecuario de Carlos Casares. ¿Alvarado conseguirá el ascenso?

 


 

Comentarios