“La industria textil volverá a estar en su mejor momento”

Desde la Cámara Textil anticipan que, después de un año difícil, está todo dado para que la industria “vuelva a florecer”.

Por Redacción

sábado 31 de diciembre, 2016

Desde la Cámara Textil de Mar del Plata aseguraron que, si bien 2016 fue un año difícil, está todo dado para que la industria “vuelva a florecer” y que ya comenzó a revertirse lo sucedido durante el primer semestre, periodo que calificaron como “muy duro”.

Juan Pablo Maisonnave, presidente de la Cámara, indicó a El Marplatense que el balance del año a punto de concluir “no es positivo” por diversas cuestiones, tales como “las macropolíticas tomadas durante los primeros seis meses”, cuando tras la aprobación de las DJAI stock hubo en el mercado un incremento en la cantidad de productos importados que generó una baja “muy importante” en los pedidos. Esto, sumado “al periodo recesivo en el que estamos” volvió a la situación “bastante compleja”.

Según expresó Maisonnave, se le pidió “competitividad” al sector “sin hacer ninguna reforma tributaria” sino únicamente con la presentación de la Ley Pyme que, si bien representa “un guiño” para la industria que afectará positivamente la rentabilidad de los negocios, no alcanza para cumplir con los objetivos planteados.

“Es necesaria una modificación impositiva para poder equilibrar los altos impuestos para que nos ayude a ser más competitivos a nivel regional y mundial, ya que nos piden que seamos exportadores de valor agregado, pero eso se nos hace muy difícil con los altos costos de mano de obra e impositivos que rigen al día de hoy”, sostuvo el presidente de la Cámara, quien mencionó que “con todos los costos que conlleva un salario, se termina pagando el doble de lo que percibe el empleado”.

Durante la última parte del año, Maisonnave rescató como “positivo” la baja de la inflación, ya que la textil es una industria que trabaja a largo plazo, con un proceso productivo que, desde que empieza la fabricación de una prenda hasta que se exhibe en una vidriera, demora aproximadamente un año, por lo que los costos financieros “son muy alto” y “complejizan las operaciones”.

Competencia desleal

La competencia desleal es sindicada históricamente como una de las problemáticas que más afecta al sector y, según Maisonnave, “siempre está” y atacando en dos frentes: por un lado, la dada por el comercio exterior con sus valores de mano de obra muy inferiores al nacional, y por el otro, a través de los talleres clandestinos con los cuales, teniendo todo en regla, “es muy difícil competir”, ya que tienen “mano de obra esclava y no pagan ningún tipo de impuesto”.

Según precisó el empresario, actualmente cerca del 50% de los negocios del país operan “en negro”, sin pagar impuestos, por lo que se vuelve “muy difícil” poder competir con una diferencia de gastos impositivos “tan abultada” siendo que la carga tributarias de una prenda afecta el 40% de su valor final. “Hay que cuidar las industrias que generan valor agregado y tienen su economía en blanco”, opinó.

Perspectiva para el próximo año

“Estamos viendo algunos cambios que nos permiten mirar con optimismo 2017. No creemos que se resolverá todo de un día para el otro, pero esperemos que en el mediano plazo se vaya revirtiendo la recesión generalizada que no solo afecta al sector”, manifestó Maisonnave, quien aseguró que cuando se registra una baja del consumo “los primeros afectados son la gastronomía y la indumentaria”.

En ese sentido, deseó que “se trabaje arduamente para tener una administración de comercio a conciencia” que permita agilizar la importación de insumos y tecnología para optimizar la industria y “cuidar” la mano de obra. “No queremos un país cerrado al mundo”, indicó.

 

Comentarios