Cayó una megabanda que realizaba millonarias estafas inmobiliarias

Falseaban sentencias de juicios que nunca se realizaron para obtener sucesiones de inmuebles en Mar del Plata, Miramar, Balcarce y diversos puntos del conurbano bonaerense. Están imputados 37 personas, entre ellos abogados, escribanos, agrimensores, empresarios.

Por Redacción

lunes 20 de febrero, 2017

Una megabanda dedicada a las estafas inmobiliarias fue desbaratada en las últimas horas luego de una investigación iniciada a mediados del año pasado por la Fiscalía de Delitos Económicos local. Según información a la que accedió El Marplatense, hay 37 imputados por llevar adelante múltiples maniobras ilícitas para apropiarse inmuebles en Mar del Plata, Miramar, Balcarce y en distintos puntos del conurbano bonaerense como Florencio Varela.

En el marco de una investigación iniciada a mitad del año pasado, se logró constatar al menos 29 hechos (5 más por verificarse) que involucra a abogados, agrimensores, empresarios, escribanos y un funcionario del Registro de la Propiedad Inmueble de la Provincia de Buenos Aires.

Para apropiarse de departamentos, casas, campos o lotes, la justicia corroboró que la organización, que fue calificada como una "asociación ilícita", falseaba sentencias de juicios que nunca se realizaron mediante documentación y firmas de jueces apócrifas. Acto seguido, esos papeles eran enviados al organismo provincial, cuyo control de seguridad nunca detectó ninguna anomalía.

La presunción que luego fue constatada por los fiscales da lugar a que, en primer lugar, los responsables de la banda lograron falsificar firmas o sellos de jueces y secretarios de Mar del Plata y otros puntos de la Provincia para, más tarde, proceder a la realización de sentencias de juicios inexistentes dedicados a sucesiones de inmuebles, muchos de ellos deshabitados. En estos casos, desde la fiscalía se cree que varios de las propiedades fueron usurpadas para lograr venderlos, tras el “trámite”.

Una vez llevado a cabo el “juicio” y otorgada la “sucesión”, las documentaciones eran enviadas al Registro Propiedad Inmueble de la Provincia de Buenos Aires, organismo que, según los investigadores, “nunca corroboró las entregas, ingresaban y se aprobaban sin revisar nada”.  “Se supone que un organismo oficial debía realizar controles sobre la documentación que se enviaba, había presuntas resoluciones de juicios realizados en Mar del Plata con firmas de jueces de Bahía Blanca o al revés”, comentaron fuentes judiciales a este medio. Por esta razón, se abrirá una investigación paralela al registro. Ya hay un funcionario imputado y se buscará realizar un profundo trabajo para confirmar una presunta participación por acción u omisión de sus principales autoridades ya que se cree que “la causa recién comienza, hasta ahora solo se comprobaron 29 estafas pero estamos seguros que hay más en otros puntos de la provincia”, continuaron”.

También están en la mira los compradores de inmuebles. Buscarán establecer si fueron engañados con los registros apócrifos o si eran parte de los negocios. Por lo pronto, algunos de ellos serán indagados próximamente. A su vez, el encargado de una imprenta está también acusado. Tal como le ocurrió con otra causa similar hace años, se verificó que ese sujeto falsificó todos los sellos para facilitar las firmas en los fallos.

Si bien los imputados no fueron detenidos, se les ordenó la prohibición de salir del país ya que se pusieron a disposición de la investigación. Además, se produjo la inhibición general de sus bienes y se resolvió la parálisis de cualquier trámite sobre los inmuebles envueltos en la investigación. Hasta el momento no trascendieron los nombres de los imputados y tampoco hay aproximaciones del dinero conseguido por esta modalidad delictiva. “Son más de 10 millones de pesos lo constatado hasta ahora pero creemos que es mucho más”, estimaron. A raíz de esta hipótesis, la causa comenzó a investigar hechos desde el 2013 hasta la fecha.

 


 

Comentarios