Abrazo solidario: "Es una bestialidad lo que hacen con los jubilados"

Ante la reducción de prestaciones, adultos mayores y empleados de PAMI se manifestaron este miércoles en la sede de Balcarce y Salta. "Encima que estamos en crisis, se está desviando plata", indicó Patricio Becherini, delegado gremial

Por Redacción

miércoles 1 de marzo, 2017

Ante la reducción de prestaciones de PAMI, jubilados y empleados de la mutual llevaron a cabo este miércoles por la mañana un abrazo solidario en la sede de Balcarce y Salta. “Nos reunimos con muchos jubilados porque cada vez hay menos prestaciones. Están quitando medicamentos, están demorando el tema de las prótesis, no tenemos camas de hospitales. Hay una crisis sanitaria muy importante en la ciudad y también a nivel país”, le dijo Patricio Becherini, delegado de la Unión Trabajadores del Estado, a El Marplatense.

Los manifestantes denunciaron un desvío de los fondos pertenecientes a la mutual. “Encima de que tenemos esta crisis, de que no se está pagando la prestación, se está desviando plata para lugares que no corresponde. Por ejemplo, para el hotel número 4 de Chapadmalal, se están desviando más de 52 millones de pesos. Eso lo tiene que refaccionar el Estado Nacional,  no se tiene que hacer con la plata de los jubilados. La plata de los jubilados no se tiene por qué tocar”, expresó Becherini.  “También hay un convenio con la DAIA, donde PAMI le cede un millón de pesos para un intercambio en el tema discriminación, porque según Regazzoni (NdeR: titular de PAMI) el jubilado es discriminado. Acá el único que discrimina es él”, agregó.

Asimismo, el delegado graficó la realidad que viven muchos jubilados en Mar del Plata. “En algún momento se ponen mal porque están tres horas esperando. Y no se los atiende, porque no hay prestaciones. Todo esto es porque se desvía dinero. Una silla de ruedas tiene una demora de un año, una prótesis demora seis meses…”, explicó.  “Hay gente que está esperando para una operación durante dos años o más. Y cuando llega la fecha de operación, le dicen que no está la prótesis, que hay que posponerla. Tratan al ser humano, al jubilado, como si fuera un cuerpo sin sentimientos. Es una bestialidad lo que están haciendo”, concluyó.

 


Comentarios