Aseguran que más de 120 presos de Batán no tienen colchones para dormir

Lo aseguró la defensora general de Mar del Plata, Cecilia Boeri, quien manifestó preocupación por las muertes por “tuberculosis” que se han registrado en la Unidad Penal 44. “La situación actual es un poco más grave que la de hace un tiempo”, aseveró.

Por Redacción

lunes 6 de marzo, 2017

El grave incidente que se registró la semana pasada en Pergamino y que provocó la muerte de siete presos, sirvió para replantear diversas cuestiones y poner la mira sobre el estado de los servicios penitenciarios en la Provincia. En este marco, la defensora general de Mar del Plata, Cecilia Boeri, denunció falencias en la Unidad Penal 44 de Batán y dentro de las principales problemáticas aseguró que hay más de 120 personas que permanecen alojadas allí sin colchones para dormir.

“La situación actual es un poco más grave que hace un tiempo. Esto es algo que se viene agravando desde hace unos cuantos años”, afirmó en primera instancia a Radio Mitre Mar del Plata, y apuntó: “Sabemos que tiene que haber austeridad, pero desde siempre las cárceles tienen que ser sanas y limpias”.

En este sentido, la defensora general a nivel local reconoció que en la Unidad 44 de Batán hay “bastante hacinamiento” y denunció que, de un total de 500 detenidos, “hay más de 120 presos que no tienen colchones ni para dormir”. “Las personas duermen en el piso y ya hemos tenido casos de muerte por tuberculosis en la unidad”, manifestó con preocupación.

“A fines de 2014 presentamos un habeas corpus por este tema de la tuberculosis. Es algo muy complejo atender a tantas personas en materia de salud y ni hablar de educación, trabajo o alimentación”, reconoció en diálogo con el programa Hoy Es Mejor, y agregó sobre la presentación judicial: “Actualmente está en la Corte Suprema de Justicia de Nación. Ahí lo que decíamos es que aumentaba cada vez más la población carcelaria y al mismo tiempo disminuían los recursos para dar atención“.

Boeri señaló que esta “ecuación daba un resultado anunciado: más hacinamiento, más población y más problemas”. “Hay un déficit en casi todos los ordenes”, remarcó, y sostuvo: “Esto debe ser afrontado por todos los actores porque hay muchos factores para que esto pase”.

“El número creciente de detenidos evidencia las fallas que hay en la prevención del delito porque si ocurren menos delitos, va a haber menos detenciones. También esto evidencia la falta de recursos y de presupuesto para la construcción de cárceles y la modernización de las que ya están. El déficit está en todas las áreas”, insistió.

 


 

Comentarios