Incendio en Don Bosco: “Perdimos todo el sacrificio de años en un segundo”

Distintas personas que viven en el complejo habitacional que fue arrasado por el fuego, brindaron su testimonio a El Marplatense en medio del dolor por las pérdidas sufridas. "En 10 minutos se perdió todo", aseguraron.

Por Redacción

martes 7 de marzo, 2017

El voraz fuego que se propagó en más de una veintena de viviendas de un conventillo del Barrio Don Bosco durante la tarde de este martes provocó "pérdidas totales" para 28 familias, según confirmaron desde el Municipio. En medio del dolor, diversas personas que viven en el complejo habitacional manifestaron a El Marplatense su vivencia al trágico hecho.

“Hubo una pelea de pareja y este muchacho prendió fuego la casa y empezó a agarrar las casas de al lado. Agarró todo, no quedó nada. Perdimos todo, somos 36 familias con hijos”, relató con lágrimas uno de los vecinos, y agregó: “Por suerte todos pudimos salir”.

Al puntualizar sobre las pérdidas, aseguró que "no quedó nada" en las casas: “Los daños materiales son totales. No quedó nada. Nada, nadie tiene nada. Perdí todo. Mi familia gracias a Dios está bien, pero perder todo el sacrificio de años en un segundo es muy duro. Nunca había pasado esto”.

Así intentaban las familias salvar lo que podían de sus hogares en medio del incendio:

#AHORA Tras el incendio ocurrido en un conventillo del barrio Don Bosco, la gente salva lo que puede.Nota: goo.gl/DWkeL9

Posted by EL MARPLATENSE on martes, 7 de marzo de 2017

 

“Lo primero que hice fue sacar a mis hijos. No me preocupó otra cosa”, subrayó a este medio una de las madres que en minutos observó como su casa se desmoronaba ante las intensas llamas que azotaban a todo el complejo habitacional.

Otra de las personas que vive en el conventillo, coincidió en el rumor que indica que la discusión de una pareja habría sido el desencadenante del fuego. "Supuestamente fue un hombre que se enojó con la señora", explicó, y comentó: "A raíz de eso, el fuego empezó a agarrar los techos de madera y membrana. Las familias con sus chicos empezaron a salir y a agarrar las cosas que podían. Entre el humo y el fuego, corrían asustados".

"En todas las viviendas se perdió todo, la gente se quedó sin nada. En 10 minutos perdieron todo. Acá hay gente grande, chicos, y están esperando en la calle a ver qué pasa", dijo a este medio un hombre, quien señaló que hace 12 años que vive en el barrio y nunca vio una hecho de tal magnitud.


 

Comentarios