Ordenan la detención del acusado por provocar el incendio en el conventillo

Lo dispuso la Justicia de Garantías a raíz del informe elevado por la fiscalía de turno. Se encuentra prófugo tras el origen del foco ígneo. En tanto, el informe de bomberos señala que “es inhabitable” el complejo de viviendas producto de los daños ocurridos.

Por Redacción

miércoles 8 de marzo, 2017

La Justicia de Garantías ordenó la detención de Roberto Marcelo “El Topo” Bazán, quien está acusado por haber originado el incendio que provocó la destrucción de al menos 30 viviendas en el conventillo del barrio Don Bosco. La calificación de la causa elevada por el fiscal Juan Pablo Lodola es por el delito de incendio doblemente agravado por peligro en los bienes y peligro de muerte.

Según informaron fuentes judiciales a El Marplatense, se trata de un sujeto, que cuenta con antecedentes, que, instantes antes del comienzo del fuego, habría discutido con su pareja. Se presume que intentó quemarle pertenencias y que en esa acción se propagaron las llamas por los techos del complejo habitacional. Acto seguido a ello el sindicado por la policía se fugó y no hay noticias sobre él.

En tanto, los informes de Bomberos y Defensa Civil, tras los peritajes hechos en el lugar, marcan que “que no son más habitables” las viviendas alcanzadas por el fuego  debido a la caída de los techos, desprendimientos de las paredes y producto de las conexiones de gas y luz en el predio, donde vivían más de 50 familias en precarias condiciones.

De esta forma, la justicia deberá resolver en las próximas horas, en conjunto con los expedientes técnicos que tenga la Municipalidad, si clausurará el lugar para su respectiva demolición, ante el riesgo inminente de que esas tierras, donde antes había un hotel, vuelvan a ser usurpadas por las familias, que hoy se encuentran sin un hogar.

En cuanto a los damnificados, fueron asistidos por funcionarios municipales y provinciales. Además de alimentos y colchones, se les gestionaron los documentos y recibirían en los próximos días subsidios de $1500 ($3000 si se trata de un matrimonio), destinado para el alquiler de algún inmueble. En tanto, las víctimas del incendio no aceptaron dormir en centros barriales que disponía el Municipio y prefieren quedarse en casas particulares de vecinos o familiares, u optar por estar a metros del destruido conventillo, con temor a posibles órdenes de desalojo. Los damnificados tienen la intención de ingresar al lugar y reconstruir con el miedo de quedarse sin una vivienda o un espacio para reconstruir.

Fuentes municipales indicaron que no se podrá permitir la finalidad de las familias de seguir viviendo en el lugar pero reconocen que no hay una solución definitiva a la problemática. A su vez, aseguraron que hubo un grupo de personas, de otros barrios, que quisieron aprovechar la asistencia sin haber sufrido el incendio.

 


 

Comentarios