“En Quilmes, hay una bajada de línea muy simple del cuerpo técnico”

Diego Cavaco, referente del "Cervecero", reflexionó sobre el gran presente del equipo, que acumula cinco victorias consecutivas. Además, confirmó que su lesión en la mano no le impedirá jugar los próximos partidos

Por Redacción

jueves 9 de marzo, 2017

Diego Cavaco es uno de los referentes del plantel de Quilmes, que vive su mejor momento de la temporada en la Liga Nacional de Básquet. El “Cervecero”, que todavía saborea la victoria en el clásico ante Peñarol, encadenó cinco victorias consecutivas y ahora tendrá el desafío de ratificar su buena actualidad en la gira por Buenos Aires y Río Gallegos. “Es el momento más lindo de la temporada, por resultados y por posición”, explicó Cavaco, de 37 años, en diálogo con El Marplatense.

El alero quilmeño, que dejó la cancha ante Olímpico por una rotura parcial del tensor del dedo medio de una mano, explicó que su lesión no le impedirá jugar los próximos partidos: “El dedo ya está inmovilizado. No tengo dolor y no hace falta operación. Solamente esperaré un par de días para que baje la inflamación y jugaré con algún vendaje. Pero no es nada grave como se dijo. Voy a ir a la gira y voy a jugar”, indicó.

-¿A qué atribuís este momento de Quilmes?

- Hay una bajada de línea muy simple desde el cuerpo técnico, que el equipo lo entiende a la perfección. Y no hay egoísmos. Está claro que no tenemos nombres rutilantes y no hay salvapartidos. Estamos todos comprometidos con el equipo y contentos con el trabajo del compañero, algo que no suele pasar en los equipos

-¿Cómo evaluás el aporte de Luca Vildoza?

-Va creciendo y madurando cada vez más. Al principio le costó asumir el peso de llevarse todas las miradas, pero con el correr de los partidos, con la confianza del resto, él fue asumiendo ese rol de poder anotar y crear juego.  La verdad que está  en un momento fantástico. Esperemos que siga creciendo y terminemos de la mejor manera posible. Que se pueda ir con esa cuota de madurez para adaptarse a España.

-¿Se ilusionan definitivamente con los playoffs?

-Parece de cassette, pero nunca pusimos el objetivo de los playoffs. Los resultados se han dado, ganamos mucho de local, pero se viene la parte más dura y ahora tenemos muchos partidos afuera. Tenemos que ser cautos e ir partido a partido. Igual, miramos para arriba. Hace un tiempo nos propusimos ir partido a partido para ver si llegamos a playoffs.

-¿Por qué les cuesta tanto de visitante?

-De visitante nos cuesta porque hay mucha paridad. No es fácil ganar afuera. Ya hace más de un mes que no viajamos y ahora estamos en nuestro mejor momento de la temporada. Hemos hecho grandes juegos afuera ante Bahía Basket, Obras y Quimsa, pero no nos alcanzó. Esperemos que ahora podamos hacer afuera lo que hacemos en casa.

TRES PARTIDOS AFUERA

Quilmes visitará el próximo miércoles a Boca, mientras que el viernes jugará ante Obras Sanitarias en Nuñez. Luego, visitará el domingo 19 de marzo a Hispano Americano de Río Gallegos, antes del duelo clave ante Argentino de Junín, pactado sábado 25 de marzo en el Polideportivo.

 


 

Comentarios