Tras las demoras, aseguran que el Radar Meteorológico funcionará en abril

Así lo indicaron desde la Cámara de Balnearios, cuyo titular dialogó con funcionarios municipales. Restan detalles finales para su definitiva instalación y puesta en marcha. En el próximo mes se harían las primeras pruebas.

Por Redacción

martes 14 de marzo, 2017

Si bien fue anunciado en diversas ocasiones sin éxito, la instalación del Radar Meteorológico en Mar del Plata ya sería un hecho. Luego de meses sin avances concretos con respecto a su implementación debido a falta de acuerdos entre el Municipio, el Instituto de Investigaciones Aplicadas Sociedad del Estado y el Gobierno nacional, su llegada sería en abril, según indicaron a El Marplatense desde la Cámara de Balnearios.

En diálogo con este medio, Esteban Ramos, titular de la entidad, informó que se reunió este martes con autoridades del Centro de Monitoreo y la concejal oficialista Patricia Leniz, quienes le dieron un “positivo” panorama con respecto a las obras del radar.

“Nos dijeron que la obra está avanzando, con los problemas que tiene cualquier obra a medida que va avanzando, pero que en breve estará terminada con informes de mucha información y de alta tecnología”, precisó y agregó: “Están terminando cuestiones de obra que era el tema de energía que ya se solucionó y de internet, que está por resolverse. El radar ya está llegando, están trabajando en la base de anclaje”.

“Dicen en abril ya estaría disponible. El verano pasó, pero nos interesa que para la próxima temporada la ciudad tenga información precisa para el turista de cómo estará el clima”, completó el empresario. Según averiguó este portal, en el próximo mes se harían las primeras pruebas para corroborar su funcionamiento.

“Queríamos interiorizarnos sobre el estado del avance de la obra del Radar Meteorológico que se está llevando a cabo en el predio de Obras Sanitarias. Estamos preocupados, en principio, como ciudadanos de la ciudad y sobre cómo afecta al rubro nuestro que es la actividad de balnearios. Buscamos información precisa de los radares dado que en este verano tuvimos una disparidad entre lo que se anunciaba en los informes meteorológicos y lo que pasaba en la realidad”, comentó el dirigente.

“Mucha gente no venía en la ciudad porque anunciaban mal tiempo y finalmente no pasaba. Mucha gente, estando en la ciudad, no concurría a la costa, paseando en el centro y no iban a la playa porque decían que anunciaban mal tiempo y después no pasaba”, recordó Ramos, quien lo argumentó a “la falta de información o de tecnología que hay disponible para hacer informes más precisos”.  “Es importante para todos los sectores turísticos la llegada del radar”, cerró Ramos.

El Ejecutivo, tras algunas demoras en los plazos, resolvió la obtención de energía (resta definirse los respectivos pagos mensuales para el servicio) y de internet, como las últimas tareas del Instituto de Investigaciones Aplicadas Sociedad del Estado (INVAP), a cargo de la conectividad final del proyecto iniciado en 2015.

La conexión a internet estará en el propio radar, ubicado en la Planta de Efluentes Cloacales, frente al Emisario Submarino, donde ya se había realizado una instalación. De esta forma, se evitará posibles problemas con la energía que pueda tener el Centro de Monitoreo, área que, de igual modo, recibirá información vía los cables de fibra que se conectarán con el radar.

El radar servirá para pronósticos a corto y muy corto plazo, con un alcance de 450 KM de vigilancia, precisó a El Marplatense el director Nacional de Protección y Conservación de los Recursos Hídricos, Carlos Lacunza, quien semanas atrás mantuvo reuniones con funcionarios municipales. Habría un breve período de prueba para detectar presuntas fallas.

El dispositivo, conectado al Servicio Meteorológico Nacional, puede detectar cualquier formación nubosa amplia. Indicaron que “puede captar una tormenta y mandar un aviso más rápido y eficiente de qué tipo de tormenta es, si la nube trae piedra, agua, cuánto trae, etcétera”. “Hoy en día, los radares doble polarización nos pueden decir muchas cosas más y el doppler nos puede dar noción de la velocidad y dirección del viento”, había indicado Lacunza.

Cuenta con 23 metros de altura y tendrá la virtud de proveer también datos del sur de la Provincia de Buenos Aires y el Litoral Atlántico.


 

Comentarios