Los problemas edilicios impiden el inicio de clases en la Escuela 63

Un grupo de padres se acercó hasta las puertas del Consejo Escolar para reclamar por arreglos en el edificio ubicado en calle 236 entre 39 y 41. "De alguna u otra manera, los chicos corren peligro acá", manifestaron.

Por Redacción

jueves 16 de marzo, 2017

Un grupo de más de 15 padres de la Escuela 63, ubicada en calle 236 entre 39 y 41, se acercó esta mañana a las puertas del Consejo Escolar para reclamar por arreglos en el edificio del establecimiento educativo, que no han permitido que las clases puedan comenzar en tiempo y forma.

"El primer reclamo que se hizo fue por los pozos que hay en la escuela. Están abiertos y corren peligro los chicos. Nos dijeron que posiblemente entre mañana y pasado iban a ir a tapar los pozos", comentó a El Marplatense Soledad, una de las madres de la comunidad educativa tras la reunión que mantuvieron con la dirección del organismo.

Sobre este reclamo, advirtió que hay más de tres pozos dentro del establecimiento educativo que tienen "seis metros de profundidad cada uno" cada uno: "Se han robado las tapas por eso quedaron así. No sé para qué".

"Los otros reclamos fueron por el tema de las calderas y la electricidad. Cuando llueve, se filtra el agua y pasa por la corriente. Es decir, que los chicos de alguna u otra manera corren peligro", dijo, y reconoció: "Esto ya viene del año pasado. Siempre tiene un problema la escuela".

Pese a la promesa de una respuesta inmediata, Soledad dijo que "si no se confirma lo dicho en el encuentro, nos vamos a volver a presentar el lunes en el Consejo Escolar de nuevo". "Estamos cansados de las promesas. Tratamos de que los chicos puedan ingresar nuevamente a la escuela porque están perdiendo muchísimo", aseguró.

Comedor escolar: "A los chicos le estaban dando cereal con agua"

Soledad también reconoció como una de las principales problemáticas en el establecimiento educativo el funcionamiento del comedor en la institución, a partir de la alimentación "deficiente" que se brinda en el lugar. "Queremos que los chicos estén bien alimentados", sostuvo.

"El día de invierno los chicos tienen que comer un plato de guiso, no pueden comer un sándwich. Con el frío que hace, muchos chicos necesitan de ese plato. No les están dando el plato de comida que ellos merecen", aseveró, y ejemplificó: "El año pasado le estaban dando cereal con agua".

 


 

Comentarios