Desde el Club Español evalúan el desalojo del Teatro Colón

Los dueños de la sala instaron nuevamente al Intendente para que comience con las obras de remodelación. El contrato venció el 31 de diciembre y no fue renovado.

Por Redacción

martes 21 de marzo, 2017

El contrato que posee la Municipalidad de General Pueyrredon con el Club Español para la utilización del Teatro Colón venció el 31 de diciembre de 2016, y no ha sido renovado por una serie de “situaciones incumplidas y falta de atención debida”, según aseguró a El Marplatense el titular de la entidad, José María Méndez Acosta. El 15 de marzo pasado, enviaron una carta documento al intendente Carlos Arroyo, sostienen que, de no recibir una respuesta, “se acudirá a la justicia para el desalojo”.

“La situación viene de lejos y la hereda la actual gestión municipal. Combina una suerte de postergaciones, de situaciones incumplidas, con la falta de atención debida del municipio. El Teatro Colón parece ser un punto postergado en la agenda, pero es una situación urgente”, remarcó el presidente del Club Español.

El 31 de diciembre venció el contrato que posee la Municipalidad de General Pueyrredon con el Club Español para la utilización del Teatro Colón. “Hemos informado que no se va a renovar hasta que no comiencen las obras que fueron comprometidas y no cumplidas. Son trabajos de mantenimiento no sólo del teatro sino del conjunto del edificio. Es un lugar histórico para la ciudad, virtualmente abandonado tras sucesivas gestiones municipales, que solo alcanzaron a lavar la cara de este inmueble”, agregó.

En cuanto al probable desalojo, explicó que “se evalúa no como un deseo ni un fin político, sino como una medida última y de urgencia. El 15 de marzo le enviamos una carta documento al Intendente instando a que se comiencen las obras. De lo contrario, se acudirá a la justicia para el desalojo”, manifestó.

Méndez Acosta afirmó sentir “tristeza” por la Imagen del edificio. “Porque más allá de las voluntades y los esfuerzos aislados, no existió una atención y un mantenimiento efectivo. La sala está mal iluminada, mal atendida, sus sanitarios algunos clausurados, el sistema eléctrico antiguo, y el sonido sin las tecnologías actuales”, describió.

“Es nuestro objetivo colocar a la sala en el lugar donde nunca tenía que haber abandonado. Mar del Plata se lo merece”, opinó.

 


 

 

 

Comentarios