Preocupación del Municipio ante nuevos métodos de promoción sexual

Desde la Subsecretaría de Inspección General manifestaron preocupación por la expansión de la actividad. "Lo tenemos que erradicar. No queremos que prolifere", aseguraron.

Por Redacción

sábado 25 de marzo, 2017

Desde el Municipio advirtieron nuevas formas de promoción sexual en la ciudad y no ocultaron su "preocupación" ante los diversos métodos que se observan con mayor frecuencia en plena vía pública en el último tiempo. "Estamos alertas para intervenir en el caso de que haya sectores privados", afirmaron.

"La prostitución no es un tema sencillo, y desde el Municipio nos preocupa profundamente la explotación y la trata de personas", señaló en primera instancia a El Marplatense el Subsecretario de Inspección General, Emilio Sucar Grau, quien consideró: "Cuando hay menores es un tema extremadamente grave".

En el nuevo escenario que se presenta ya desde hace algunos meses, el funcionario señaló que "antes existían whiskerias que estaban habilitadas bajo la ordenanza 19.789 que las regulaba, y de ese modo se podía actuar sobre ellas cuando exista sexo a cambio de dinero". "Hoy no existen estos lugares y tampoco se publica oferta sexual por los medios de comunicación, pero sí vemos que hay volantes que se pegan en los autos que no tienen el domicilio de la imprenta", explicó.

"Lo que se hace en muchos casos es tomar ese volante, y como ahí tienen un teléfono que es un celular, podemos infraccionar al propietario de la vivienda pero tenemos que tratar de tener un nexo entre el teléfono y el domicilio", dijo, y agregó sobre alguno de las dificultades que se presentan para su intervención: "Como son domicilios particulares no son tareas sencillas porque necesitamos una orden de allanamiento de un juez".

Sucar Grau reconoció además que en los volantes "no hay direcciones, sino simplemente un teléfono celular que generalmente no es del titular de la línea". "Si logramos constatar que hay un responsable que regentea esto, sufrirá el rigor de la caratula penal", aseguró, al concluir con el detalle del procedimiento a realizar en este tipo de casos.

El titular de Inspección General también consideró que en algunos anuncios hay "zonas grises": "Si yo pongo tal nombre y un número, en realidad no hay una oferta sexual. Pero de todos maneras nosotros sabemos que está rozando y que algo se está promocionando, está en una zona gris".

"Tenemos que diferenciar el masaje, que es una persona que esta matriculada y tiene un permiso", aclaró, y añadió: "A veces se confunde, hay una zona gris, pero en los volantes muy sugestivos. nosotros tratamos de encaminarnos para ver realmente dónde puede estar esta actividad".

En este marco, el funcionario dijo "estar alerta para intervenir en el caso de que haya sectores privados" involucrados y dijo que la actividad no tiene una zona donde predomina en mayor medida en Mar del Plata. "Lo tenemos que erradicar. No queremos que prolifere y con nuestros recursos vamos a tratar de no permitirlo", garantizó.

 


 

Comentarios