Promueven menús saludables en escuelas municipales

En esa línea, desde la Secretaría de Salud trabajan sobre tres ejes: asesoramiento para los cocineros de los establecimientos educativos, recomendaciones para padres e implementación de kioskos saludables.

Por Redacción

martes 28 de marzo, 2017

En el marco de los relevamientos que realizan desde el Observatorio Nutricional de Comedores Escolares Municipales, el subsecretario de Salud, Pablo de la Colina, dialogó con El Marplatense y se refirió a los objetivos del Municipio para promover buenos hábitos alimenticios en las escuelas.

En este sentido, el funcionario indicó que las tareas se dividen en tres ejes: asesoramiento para los cocineros de los establecimientos educativos -que apunta a la calidad de la alimentación y a la cantidad de calorías que se deben incorporar-, recomendaciones para padres -para sugerir dietas acordes a la edad de los chicos- y la implementación de kioskos saludables -para que no vendan solamente golosinas-.

“Estamos tratando de incorporar una dieta equilibrada en proteínas, hidratos de carbono y grasas dependiendo de la edad. En chicos más grandes incorporamos proteínas, en los más chicos lípidos y ácidos grasos. También intentamos incorporar una leche fortificada con hierro”, señaló de la Colina.

Sobre los hábitos alimenticios, indicó que “en Argentina tenemos un 25% de obesidad y sobrepeso en chicos en edad escolar. Eso habla de una malnutrición. No solamente se habla de la cantidad, sino también de la calidad de la alimentación”.

Respecto a la dieta de los niños y niñas que asisten a escuelas municipales, de la Colina aseguró: “Casi un 50% de los chicos van sin desayunar, por distintas causas. A veces porque no tienen, otras por el apuro y en algunos casos porque no hay una cultura del desayuno. Es la comida más importante para el chico porque es lo que le da energía para todo el día. Eso estamos tratando de cambiar”.

En esa línea, apuntó: “Tratamos de incorporar cereales, leche, algún yogurt y proteínas. En el verano incorporamos las frutas y algún jugo”.

“Se come poca carne, pollo, pescado y fruta. De a poco se incorporan este tipo de alimentos. Estamos haciendo algunos cambios y con el tiempo lo vamos a lograr. Las proteínas y el pescado es lo que menos se está comiendo. Es raro en una ciudad como Mar del Plata. Es una cuestión cultural y de educación”, advirtió.

Por último, afirmó que "la máxima es la variedad, la dieta equilibrada y cumplir con todas las comidas del día. Por lo menos cuatro comidas con alguna fruta a media mañana o media tarde".

 


 

Comentarios