Peñarol volvió a sonreír

El “Milrayitas” derrotó por 80 a 70 a San Martìn de Corrientes, el mejor equipo de la Liga, para cortar una racha de cinco derrotas consecutivas. El entrenador anunció que dirigió su último partido en el club. El equipo contó con una defensa sólida y una rotación positiva, pero sufrió sobre el final.

Por Redacción

viernes 31 de marzo, 2017

Peñarol derrotó por 80 a 70 a San Martín en el Polideportivo Islas Malvinas y volvió al triunfo en la Liga Nacional de Básquet, luego de cinco derrotas consecutivas. Este fue el último partido de Marcelo Richotti como entrenador del club, tal como lo anunció al finalizar el encuentro.

El “milrayita” tiene más que una victoria para festejar, a pesar de la despedida de su entrenador, ya que derrotó al mejor equipo del certamen en un momento clave para la institución. Además, pensando en los playoffs de la permanencia, tiene la ventaja de que Boca perdió su partido ante Obras.

En un Polideportivo sin público por la sanción que recibió, Peñarol volvió a ganar. Los extranjeros Pettigrew (16) y Dabney (9) se hicieron fuertes, Ale Diez fue un emblema (14 puntos y 7 rebotes), el equipo mantuvo una sólida defensa y una rotación positiva, ya que todos los que ingresaron aportaron puntos.

Los últimos minutos se hicieron eternos para “la Peña”, que tuvo que sufrir la salida de Figueroa por faltas y luchar por mantener la ventaja. Las claves del minuto final fueron dos libres acertados por Dabney, una defensa clave en la jugada siguiente y un triple de Leo que coronó la noche.

Richotti planteó un plan de juego similar al del choque en Corrientes: tratar de no ser avasallado por el poderío de San Martín y en ataque ser paciente y no tener baches pronunciados. Fue un partido sólido de Ale Diez, e hicieron buenos aportes de los internos, Acuña y Torres, que se alternaron bien y contuvieron a Wood y a Tintorelli, sin darles muchas segundas oportunidades.

Desde el inicio, Peñarol impuso condiciones en base a su defensa. Supo contener a las principales armas del visitante, Wood, Zamora y Mainoldi. A partir de su buena defensa, pudo disputar el partido que más le convenía. En ataque fue paciente, trató de repartir bien el juego y encontró gol en varias manos.

El primer cuarto finalizó a favor del “Milrayita” por 20 a 16. El local también se mantuvo en ventaja a lo largo del segundo cuarto, para cerrar un buen primer tiempo con ventaja de 38 a 33.

En el tercer cuarto, Peñarol pudo sacar la máxima ventaja. Tuvo un mínimo titubeo cuando se puso a 2 (42 a 40) con un triple de Mainoldi, pero a partir de ahí, fueron 5 minutos de gran nivel, como hace mucho no se veían, principalmente por el rival.

El “Milrayita” se cerró en defensa y le permitió sólo 5 puntos a su rival. Se puso a correr y en ataques rápidos se sintió cómodo y seguro de sí mismo. Con puntos en diversas manos le permitió sacar 12 de ventaja de cara al último cuarto.

En un minuto del tercer cuarto, San Martín pudo achicar la diferencia a 7 y una defensa fuerte. Sin embargo, al contrario de otros partidos, Peñarol no se dejó sobrepasar y volvió a prolongar la diferencia, aunque con muchos errores.

 


 

Comentarios