Menores en conflicto con la ley: “La policía no sabe cómo actuar”

El fiscal Walter Martínez Soto advirtió una “falta de preparación” de los efectivos que intervienen en casos de minoridad. También apuntó críticas para con el Gobierno municial. “Hace mes y medio le llevé un proyecto a Arroyo y todavía estoy esperando la respuesta”, aseveró.

Por Redacción

domingo 2 de abril, 2017

Desde el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil se refirieron a la intervención de la policía en los casos de minoridad y manifestaron preocupación por el “desconocimiento” y la “falta de preparación” que muestran los efectivos ante los hechos en los que se ven involucrados menores. “Necesitamos que haya una policía penal juvenil especializada”, aseguraron.

“La policía no sabe cómo actuar frente a un menor, y menos las policías nuevas”, apuntó en los estudios de Radio Mitre Mar del Plata uno de los responsables del fuero, Walter Martínez Soto, quien agregó: “Lo bueno es que los efectivos son casi igual de jóvenes que los que cometen delitos. Hay mas mística que lo que hay de conocimiento legal“.

En la misma línea, el fiscal reconoció que la fuerza policial no “tiene una preparación al respecto”. “Esta situación empieza a hacer que ante el desconocimiento uno actúa desde las entrañas y no del cerebro, lo que trae situaciones de conflictos“, advirtió.

“Esto hace que uno no sea profesional y es algo que no sólo va en contra de las personas que son detenidas sino de la misma policía que está trabajando”, señaló uno de los referentes del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, en diálogo con el programa Hoy Es Mejor.

Martínez Soto reconoció que “el no tener a alguien preparado hace que yo no pueda ser eficaz en la persecución del delito”. “Necesitamos que haya una policía penal juvenil especializada al respecto, si es que queremos ser eficaces. Sino vamos a seguir teniendo los mismos casos que tenemos hasta ahora”, indicó.

“Hay muy poca vinculación de bandas en las que interactúan mayores con menores. Hoy por hoy, los menores buscan su autonomía y para poder desentrañar una banda así, necesito de profesionales idóneos para que puedan actuar sobre esto”, enfatizó.

Por otra parte, el fiscal trazó un diagnóstico crítico al referirse a la estructura que presenta el sistema para dar contención a los menores que están en conflicto con la ley. “Si hoy tengo que detener a una mujer en Mar del Plata, la tengo que mandar a Merlo ¿Después de 10 años todavía no pensaron en hacer un lugar o un inmueble de la Provincia o la Municipalidad para albergar jóvenes y que el juez no tenga casi la obligación de liberarlos porque no hay lugar para alojarlos?”, apuntó.

“A Arroyo le envíe un proyecto hace mes y medio y todavía estoy esperando la respuesta”

Martínez Soto también esgrimió duras críticas por la falta de interés de la política para revertir el presente escenario que atraviesa a minoridad y brindó un ejemplo con un proyecto que le presentó al Intendente Carlos Arroyo semanas atrás, pero que nunca prosperó.

“Hace un mes y medio hablé con Arroyo, después de una entrevista municipal, estuve reunido con el más de una hora y le acerqué un proyecto consensuado con mis tres compañeros fiscales en cuanto a la constitucionalidad del proyecto de operatividad para hacerlo en forma inmediata para atacar este tipo de circunstancias. Todavía estoy esperando una respuesta”, expresó el fiscal.

Asimismo, señaló que al jefe comunal se le elevaron una serie de pedidos que tampoco vieron avances: “Solicitábamos que se vuelva a abrir el socioeducativo, que se reabra nuevamente una situación para los no punibles, y el señor Intendente me había dicho que era factible el Paraje San Francisco para eso, cosa que todavía estoy esperando, que haya otro lugar adecuado para que se aloje a los menores, y que se hagan abordajes acordes a la situación de cada uno de ellos para que no reincidan y que sean excluidos”.

“Lo que he detectado en esta década en la que estoy en el fuero, es que las Agencias de Protección de Derechos ya sean provinciales o municipales, sólo esperan que cumplan 16 años y cuando cumplen esa edad, se los llena de delitos para que vayan presos. Esta no es la solución, esto es sacarse el tema de encima”, apuntó.

 


 

Comentarios