El Municipio desmiente que se haya realizado una fiesta electrónica

Desde el Ejecutivo local aseguraron que el operativo de Drogas Ilícitas no se realizó dentro del parador de zona sur y que el evento “estaba autorizado, no era una fiesta electrónica”. De todas formas, afirmaron que sí está permitido que se pase ese tipo de música. Contrata con lo informado por la policía.

Por Redacción

domingo 16 de abril, 2017

Desde la Municipalidad buscaron rápidamente descartar de plano que se haya realizado en Mar del Plata una nueva fiesta electrónica. Tras las autorizadas en el verano, debido a una habilitación  anterior a la confección de la ordenanza que las prohíbe sin aval oficial a partir de enero, desde el Gobierno señalaron que la fiesta que se llevó a cabo en un reconocido parador de zona sur se trató “de un evento más, estaba autorizada y no era una fiesta electrónica”.

Fuentes de la comuna indicaron que no hubo operativos de control especiales debido a que no hizo falta una autorización especial como en el verano. “Había mil personas, y si bien podía haber música electrónica, no era una fiesta de las características del verano”, se remarcó. Acto seguido, indicaron que “el operativo de Drogas Ilícitas fue afuera del parador, en el interior hubo un evento normal, sin problemas”.

Los dichos del Ejecutivo local contrastan con la labor policial. Desde la Delegación de Drogas Ilícitas enfatizaron a El Marplatense la realización de una fiesta electrónica, donde se secuestró “una importante y variada” cantidad de estupefacientes, con sustancias de iguales características a las halladas en las fiestas electrónicas, como Cristal Ice, LSD, entre otras.

“Personal de la  Delegación de Drogas Ilícitas Mar del Plata, a raíz de Fiesta Electrónica realizada durante este fin de semana largo de Semana Santa, en balneario de la zona sur de esta ciudad, dispuso un operativo focalizado en la prevención de delitos y faltas enmarcadas en la ley 23737”, explicaba el parte oficial, que fue consultado posteriormente por este medio.

Desde el polémico decreto del intendente Carlos Fernando Arroyo, “prohibiendo”, “no autorizando” o “con habilitaciones especiales”, no ha quedado claro el alcance de este tipo de fiestas que se realizan después del verano. Si bien pasan la misma música, desde Inspección General se aclara que no son eventos de iguales condiciones. Esta confusión generó que el Gobierno tuviera la obligación de comenzar a tratar una legislación para legislar sobre los eventos masivos, un abanico más amplio que sólo las fiestas electrónicas. Se buscará su aplicación para la próxima temporada.

Comentarios