Presentarán en una semana el proyecto que regula las fiestas clandestinas

Lo anticipó el Subsecretario de Inspección General, Emilio Sucar Grau, tras una nueva jornada de trabajo en el Centro de Operaciones y Monitoreo (COM). “Debería aprobarse con un consenso unánime. Esto está para sumar y ayudar a los vecinos”, sostuvo.

Por Redacción

lunes 17 de abril, 2017

El Municipio presentará la próxima semana el proyecto que busca poner un marco regulatorio a la realización de fiestas clandestinas en la ciudad, luego de que en febrero pasado comenzaran a desarrollarse las jornadas de trabajo en el Centro de Operaciones y Monitoreo (COM) para definir la ordenanza.

La semana que viene queremos presentar el proyecto de ordenanza para regular todo este tipo de eventos con el mayor consenso posible, para que puedan participar las distintas áreas que tengan injerencia en el tema”, señaló el Subsecretario de Inspección General, Emilio Sucar Grau, tras un nuevo encuentro en el COM.

Al puntualizar sobre el respaldo político para que reciba el visto bueno la ordenanza, el funcionario consideró que “aquí no tendría que haber rivalidades políticas”: “Esto está para sumar y ayudar a los vecinos. Sería de muy mal gusto que algún grupo por ser opositor no acompañe a lo que realmente quiere la ciudadanía. Yo creo que debería tener un consenso unánime“.

Tras la jornada de trabajo que se llevó adelante este lunes en el Centro de Monitoreo, Sucar Grau destacó que la “reunión fue muy positiva” y anticipó que sólo resta “esta semana para aportar ideas y presentar el proyecto de manera definitiva”.

Asimismo, el principal referente de Inspección General aclaró en qué términos se enmarca la regulación de las denominadas “fiestas clandestinas”: “Se considera por todo evento que esté motivado con fines de diversión que se haga en forma habitual y esporádica con determinadas fechas, puede estar abierto a todo público así como puede haber o no venta de entradas, y también puede ser que se despachen bebidas alcohólicas o alimentos de distinta índole”.

“En el verano veíamos fiestas en las que se contrataban equipos de música, gente que cantaba y eso alteraba toda la paz de los vecinos de la zona correspondiente”, remarcó Sucar Grau, al insistir sobre la importancia de este proyecto.

 

 


 

Comentarios