Quilmes tropezó ante el líder

El “Tricolor” perdió por 88 a 80 ante el equipo de Julio Lamas, que contó con la destacable actuación de Gabriel Deck (32 puntos y 8 rebotes). Al conjunto de Bianchelli no le alcanzaron los 27 tantos que anotó Eric Flor y cortó una racha de tres victorias consecutivas.

Por Redacción

lunes 24 de abril, 2017

Quilmes cayó por 88 a 80 ante San Lorenzo en el marco de una nueva fecha de la Liga Nacional de Básquet. El “Tricolor” cortó una racha de tres victorias consecutivas, pero aún tiene chances de entrar en los playoffs, con un partido clave el próximo jueves ante Obras.

El tercer cuarto fue la clave en la que San Lorenzo consiguió la victoria, con 32 tantos convertidos. Gabriel Deck, con 32 puntos, fue la gran figura y los marplatenses Safar y Mata también cumplieron un gran partido. Lamas no pudo contar, ni lo hará por el resto de la gira, con Aguirre.

En Quilmes, Luca Vildoza volvió a jugar tras perderse el último partido por una gastroenteritis y, como es costumbre, fue de los mejores del equipo. Eric Flor fue el más anotador del “Tricolor”con 27. La mala noticia fue la lesión de Bruno Sansimoni, quien debió retirarse del partido y se le realizarán estudios para corroborar la gravedad del golpe.

Comenzó equilibrado el partido con los dos equipos intensos en defensa. Un triple de Flor y una bandeja de Vildoza le permitió sacar 6 de luz (12-6) y obligó a Lamas a parar las acciones. Tras el minuto, San Lorenzo capitalizó algunas perdidas del local que permitió emparejar el resultado.

Dentro de la paridad inicial del segundo cuarto, San Lorenzo se había puesto arriba 22 a 20 gracias a las segundas oportunidades que conseguía en sus ataques. Sin embargo, un parcial de 7 a 1 de Quilmes posibilitó que vuelva a comandar las acciones con cierto margen.

El “Tricolor” cerró de gran manera el cuarto gracias a los puntos de Enzo Ruiz (dos triples) y una falta técnica a Calfani, que aprovechó bien Eric Flor, que se destacó en esta parte junto a Vildoza. Quilmes se fue al descanso largo en ventaja 40 a 32.

En el comienzo del segundo tiempo, Quilmes pudo sacar la máxima ventaja de 12. San Lorenzo hizo un click, y logró revertir el resultado con una supremacía ofensiva basada en la inteligencia de sus decisiones.

Los dirigidos por Lamas comenzaron a gobernar en la cancha, a la medida que los de Bianchelli cedían terreno en el campo. El visitante marcó 32 puntos en el tercer cuarto, la misma cantidad que había conseguido en los primeros dos, mientras que el local hizo 17.

San Lorenzo fue quien tomó su máxima ventaja (de nueve) en el último cuarto, con un gran triple del marplatense Selem Safar, desde muy lejos. El final del partido siguió en manos de la visita, que se adueñó del juego y sólo permitió destellos del equipo marplatense.

 


 

Comentarios