Cayó en la ciudad el delincuente que se fugó de una cárcel de Viedma

Se trata de Ivan Becerra, cuya pareja había protagonizado un confuso episodio a principios de año cuando estaba con su hija. La detención se concretó este mediodía en Gianelli, entre Solís y Juan B. Justo.

Por Redacción

jueves 27 de abril, 2017

Iván Becerra, el delincuente que era buscado desde hace meses por fugarse de un penal de Viedma, fue detenido este mediodía por personal de la comisaría tercera en la intersección de calle Gianelli entre Solís y Juan B. Justo. El sujeto es la pareja de Alicia Mambreani, quien a principios de este año había protagonizado un confuso episodio junto a su hija.

Fuentes policiales indicaron que el prófugo, al percatarse en el lugar de la presencia del personal policial, intentó darse a la fuga siendo reducido por efectivos de la comisaría tercera y del Comando de Patrullas Sur, que concurrió a dar apoyo, logrando contener al demorado y familiares que convergieron al lugar fines evitar la detención del nombrado.

A través de un sistema de identificación dactiloscopia, la policía logró constatar que el detenido es Ivan Becerra, de 33 años, sobre quien recae un pedido de “captura activa” desde el mes de octubre pasado, a solicitud del Juzgado de Ejecucion Penal N°8 del Departamento Judicial Viedma.

Asimismo, el delincuente se encuentra investigado por su participación en otros hechos delictivos como por ejemplo un robo en la vecina localidad de Balcarce.

El ataque que tomó revuelo nacional 

En los primeros días del año, Alicia Mambreani debió asistir junto a su hija al hospital tras ser víctimas ambas de diversas herias de bala. En un primer momento, declaró haber sufrido el ataque en Beltrán y La Costa, cuando un auto que circulaba por la zona les disparó.

Sin embargo, con el correr de las horas la versión de la mujer se fue derrumbando luego de que los registros fílmicos no arrojaran ninguna actividad en el sector costero, y la investigación del hecho tomó un giro radical.

Las principales sospechas recayeron entonces en los vínculos de la mujer, oriunda de Viedma, cuya pareja, Ivan Becerra, permanecía prófuga desde hace varios meses al escaparse de la cárcel de Batán.

Tras concretar diversos allanamientos, los investigadores se volcaron por una tercer hipóteiss, que vinculó el ataque a un ajuste de cuentas procedente de algún sector delictivo que confrontaba su marido. Con los distintos elementos de prueba, finalmente la Justicia ordenó la detención de Mambreani.

 


 

Comentarios