“Fue una decisión deliberada, pensada y asumida por Erica”

Así lo señaló el fiscal Leandro Arévalo en relación a los motivos por los cuales la marplatense Erica Melisa Romero, de 32 años, dejó su vivienda. Fue encontrada con el hombre que aparece en los videos.

Por Redacción

martes 2 de mayo, 2017

La marplatense Erica Melisa Romero (32), que había sido vista por última vez por su familia el día jueves, apareció en la noche de este martes en una vivienda ubicada en Aguado al 1600, en el barrio Colinas de Peralta Ramos. Fue indagada por el fiscal Leandro Arévalo en la Comisaría Tercera y preguntó si sus hijos se encontraban bien.

“Estaba con un novio o chico que ya conocía y decidieron vivir una relación de noviazgo, de abstraerse un poco del mundo y quedarse ellos juntos un tiempo”, indicó el fiscal a El Marplatense. Respecto a ese hombre, llamado Leonardo, Arévalo señaló: “Es la persona del video. Con él estuvo durante todo este tiempo”.

El hombre había tenido vinculación con actividades de seguridad en el sector privado. Ante la divulgación del video fue reconocido. “Hay gente que conocía a la persona con la que estaba, sabía del domicilio y la ubicó. Ha colaborado mucho personal policial. No solamente de la DDI, sino personal de seguridad. El gabinete de prevención de seccional tercera ha sido el que nos ha brindado el último de los aportes”, confirmó.

Asimismo, Arévalo explicó que “la decisión de apartarse y desaparecer del planeta fue una decisión deliberada, pensada y asumida por una persona mayor, que motivó preocupación en los tiempos que estamos”.

En relación a los intentos de comunicación, a través de las redes sociales, apuntó: “Me comentó que tuvo algunas dificultades para tener conexión, ya sea por falta de batería en el celular, que todavía lo tiene”. Erica le confirmó al fiscal que fue ella quien escribió el mensaje en su cuenta de Facebook. “No le pregunté por qué borró el mensaje, pero si vos leés todos los comentarios que vienen después del mensaje, las versiones que daban cuenta de una desaprobación de su comportamiento eran ampliamente mayoritarias. Creo que esto la convenció”, agregó.

En esa línea, Arévalo afirmó: “Ellos sabían que los estaban buscando porque la comunicación entre ellos y los familiares existió. Lo que no tenían idea era la magnitud que tenía la búsqueda. En la comunicación con la hermana, la madre y otra persona hay claras respuestas de que sabe que la están buscando. Frente a ello, su plan era pasar un fin de semana sin mayores inconvenientes y no lo interrumpieron”.

“Desde el punto de vista de lo que tiene que ver con la actividad desplegada para dar con el paradero, se cierra cuando a mí me informen que ella llegó sana y salva sin ningún tipo de lesionología que me haga pensar que no aparece libre”, añadió.

Por último, Arévalo recordó: “Este tipo de procesos hay que tomarlos con la seriedad que se merece y que en esta oportunidad tuvo una finalización que no generó ningún tipo de perjuicio para la persona que estábamos buscando”.

Comentarios