Darío Franco dejó de ser el entrenador de Aldosivi

Anunció su renuncia en la tarde de este lunes, tras citar a los jugadores en el predio del club. De esta manera, finalizó el segundo ciclo del cordobés en la institución, con 3 victorias, 5 empates y 7 derrotas en 15 partidos. "Tengo el respaldo de los jugadores, pero me voy por los malos resultados", afirmó.

Por Redacción

lunes 8 de mayo, 2017

El entrenador de Aldosivi, Darío Franco, renunció este lunes a la institución portuense tras una reunión en la que citó a sus jugadores en el predio del club. La derrota por 3 a 0 ante Huracán, sexta caída consecutiva del equipo, y la complicada situación en la tabla de los promedios decantaron el final del segundo ciclo del cordobés al frente del "Tiburón".

"Estoy agradecido con la institución y con el esfuerzo y predisposición de los jugadores. Quiero desearles lo mejor para lo que viene. No está muy lejos la salvación, hay muchos puntos en juego y con poco estaría logrado el objetivo", aseguró Franco tras salir de la reunión con sus ex dirigidos.

En este marco, afirmó: "Tengo el respaldo de los jugadores, pero me voy por los malos resultados. Hoy tomé la decisión". 

Franco dirigió este lunes la práctica matutina y presenció la derrota de la Reserva (con Sebastián Navarro, Christian Llama y Sebastián Penco entre los titulares), que cayó 1 a 0 ante el "Globo". Si bien hasta ayer el entrenador tenía intenciones de continuar, al mediodía de este lunes decidió citar al plantel para comunicar la decisión por la tarde.

De esta manera, la segunda etapa de Franco en Aldosivi termina con un registro de 3 victorias, 5 empates y 7 derrotas en 15 partidos (31% de los puntos). El equipo había logrado un funcionamiento aceptable a partir del triunfo ante Sarmiento de Junín en diciembre del año pasado.

Ese cierre de año, y las victorias del verano ante Boca y River, habían generado buenas expectativas. Sin embargo, el equipo no convenció en sus dos triunfos del 2017 (ante Atlético Rafaela y Arsenal) y luego entró en un bajón de juego y resultados que derivaron en 6 derrotas consecutivas. Una debacle que se devoró las buenas intenciones del entrenador.

 


 

Comentarios