Detectaron miles de durmientes rotos en el ramal hacia Mar del Plata

Se trata de más de 55 mil bloques que habían sido colocados durante el Gobierno de Cristina Kirchner, antes de las últimas elecciones presidenciales. Las irregularidades en los materiales aparecen como otro de los factores que demoran la reanudación del servicio para la ciudad.

Por Redacción

lunes 8 de mayo, 2017

Los problemas que se registran en los ramales entre Constitución-Mar del Plata y Retiro-Rosario, que desde hace meses generan diversas demoras para que se concrete la vuelta del Tren a la ciudad, encuentran sus orígenes en el anterior Gobierno de la ex Presidente Cristina Fernandez de Kirchner.

A poco de asumir, el actual presidente de la Administración de Infraestructura Ferroviaria (ADIF), Guillermo Fiad, reveló que la nueva gestión detectó alrededor de 55 mil bloques partidos e inutilizables en las vías, por los que ya se habían pagado cientos de millones de pesos.

Por entonces, el Ministro del Interior y Transporte de la Nación, Florencio Randazzo, había licitado el cambio de vías de los ramales que van hacia Mar del Plata y Rosario, en el marco de lo que significaban las últimas acciones antes de las elecciones presidenciales.

En total se colocaron 1,10 millones de durmientes para los nuevos rieles. Una de las empresas adjudicatarias fue Solana - Dhasa, que sólo en el ramal de Mar del Plata colocó 129 mil de un total de 227 mil durmientes, y el resto en las vías hacia Rosario. 

El origen

En 2012, se había creado la empresa Durmientes de Hormigón Argentinos (Dhasa), que es un desprendimiento de la constructora industrial marplatense Solana SRL. Un año después, con escasos antecedentes, ganaría la licitación para colocar 227 mil durmientes. El propio Randazzo llegó a visitar la planta.

Sin embargo, las obras nunca se terminaron: se detectó graves roturas en al menos 55 mil durmientes. Las fisuras de los bloques están corroboradas por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), que explicó que las fallas se produjeron por deficiencias en la calidad del hormigón y en el proceso de curado.

A todos estos inconvenientes se sumaron otros, como la paralización de 14 contratos en ambos ramales por falta de pago. Ya desde el año pasado se barajaron una serie de soluciones para los bloques partidos, conocidos como "los durmientes de Franetovich", por Ariel Franetovich.

Luego de negociaciones de la administración actual con los proveedores se firmó un compromiso con la empresa, que se hará cargo del recambio de los durmientes, lo que generará un ahorro de mil millones de pesos al Estado.

El acuerdo también incluye el reemplazo durante cinco años de los bloques en los que se detecten fisuras. La compañía además reintegró anticipos pagados por unos 120 mil millones de pesos. También se encontraron al menos 18.500 durmientes defectuosos en el tramo hacia Mar del Plata y el doble, 36.500, en el trayecto hacia Rosario.

 

 

Fuente: La Nación


 

Comentarios