Squash: el inglés Gillams se quedó con el “Mar del Plata Open”

El británico se quedó con la copa al vencer al francés Cristophe Andre por 3 a 2. El prestigioso torneo tuvo un cierre de gran nivel, con una final a estadio lleno

Por Redacción

lunes 8 de mayo, 2017

El inglés Angus Gillams se alzó con la Copa “Decker Camiones”, PSA “Tour de las Américas”, llevada a cabo en “Casal”. El británico venció en la final disputada en el mítico Microestadio “Ricardo Roude” al francés Cristophe Andre 3-2 en 65’ de acción con parciales de 7-11, 8-11, 11-8, 11-8, 11-8.

El certamen, dotado de 10.000 dólares en premios e importantes puntos para el ranking mundial, contó con un estadio colmado y deseoso de observar buen squash. Ese paladar negro vivió este match decisivo con enorme atención mas allá que el crédito local Leandro Romiglio no pudo acceder al partido final. El partido decisivo fue arbitrado por la dupla local Roberto Parma y Marcelo Salemme de vasta trayectoria internacional.

El partido que definió este campeonato profesional de squash, tuvo todos los atributos, todos los condimentos para dimensionar el prestigio de la competición. Arrancó mucho mejor Andre ganando los dos primeros games a pura volea, marcando su ritmo, su ubicuidad en el centro de la pista, su temible juego en la “T”. En ese lapso se lo vio confundido al primer preclasificado del torneo. Dio la sensación que el británico no podía entrar en ritmo ni imponer su prolija zurda. Recién Gillams pareció despertar de su apatía en el comienzo de la segunda manga estampando un 3-0 inicial. Pero no pudo sostener la firmeza, la convicción del francés que siguió con su libreto prolijo y contundente tanto en la “chapa” como en el fondo de la cancha.

En el tercer capítulo Andre aprovechó la confusión del londinense y se encaminaba a una victoria incuestionable. El partido se situaba 8-5 en apenas 35’ de juego. Pero como si ese marcador casi letal lo hubiera hecho reaccionar, Gillams cambió de táctica drásticamente, atacó sin piedad y maniató al galo en un instante de relajación o de merma física. Esa levantada la mantuvo en el cuarto y genero un quinto game para definir la historia de manera impensada para muchos.

Quizás Cristophe Andre sintió el trajín del partido ante Romiglio. Sus piernas fueron eclipsando su mente y sus cualidades técnicas. En contra partida, Angus Gillams crecía exponencialmente, jugando una corta y una larga hasta minar la resistencia del francés.  El juego atildado de Andre se fue desdibujando mientras que el inglés no paró hasta ganar el game , el partido y el torneo.

Final digna para un campeonato prolijo, el cual contó con la dirección de Marcelo Romiglio y Caito Roude. La experiencia del torneo realizado hace un año, generó en la organización un impulso superador para esta temporada. De allí que apostaron a duplicar la dotación económica y, en consecuencia, mejorar la calidad de jugadores intervinientes.

Comentarios