"Esto de los abusos masivos en los colegios es una paranoia de la sociedad"

Tras la absolución de Analía Schwartz, su abogada defensora, Patricia Perelló, celebró el dictamen de la Justicia y volvió a cuestionar la "irracionalidad" de las denuncias contra la maestra. "La sociedad vive con un pánico moral de que en cada esquina hay un abusador de niños", apuntó.

Por Redacción

martes 16 de mayo, 2017

Luego de que la Justicia absolviera a Analía Schwartz, la docente de música que era acusada por presuntos casos de abuso sexual infantil y corrupción de menores, su abogada defensora, Patricia Perelló, celebró el dictamen de los jueces y volvió a cuestionar la "irracionalidad" de las denuncias en contra de la maestra.

"Esta denuncia fue producto de la irracionalidad y de este pánico moral que vive en la sociedad de que en cada esquina hay un abusador de niños. Esto de los abusos masivos en los colegios y jardines de infantes es una locura de la sociedad", apuntó la letrada.

Perelló sostuvo que la absolución es la "pura verdad" y que los presuntos casos en los que se involucró a la maestra "jamás ocurrieron". "Con esto, la sociedad argentina tiene que terminar. Se están destruyendo muchas vidas de muchos docentes por la paranoia que vive la sociedad", remarcó.

En este sentido, la abogada invitó a la reflexión e insistió en las consecuencias que conlleva para los acusados, este tipo de denuncias. "No sé si Analía va a volver a trabajar. Imagínense que por una denuncia falsa ustedes no puedan ser periodistas, o que yo no pueda ser abogada. ¿Quién tiene derecho a robarnos nuestras vocaciones.? Nadie", cuestionó.

"Vamos a destruir no sólo la vida de muchos docentes inocentes, sino el vínculo con los alumnos. La generación futura no va a tener afecto con el docente, porque hay miedo. Hay docentes que se retiran y se cambian de actividad por toda esta paranoia. Esto ya lo vivió Alemania y Estados Unidos, y nosotros lamentablemente venimos atrasados", aseveró.

Al puntualizar sobre el juicio, Perelló consideró que los chicos "no mintieron" porque en la mayoría de los casos no declararon en Cámara Gesell: "Los chicos no mienten. De 45 casos, sólo 7 niños hablaron e hicieron relatos absolutamente increíbles".

"La fiscalía no actuó bien. El fiscal se dejó presionar por los padres y esta irracionalidad se la transmitieron. Porque desde un principio, él estaba convencido que los hechos no habían ocurrido", apuntó.

 


 

Comentarios