Representantes portuarios manifestaron "incertidumbre y malestar"

Así lo indicaron tras la reunión que mantuvieron con funcionarios provinciales. En términos generales, coincidieron en la falta de rentabilidad de la industria y en la necesidad de la intervención del Gobierno nacional. "La pesca está de luto", afirmaron.

Por Redacción

miércoles 24 de mayo, 2017

Los representantes portuarios no salieron conformes de la reunión que mantuvieron este miércoles con funcionarios provinciales por la situación que se vive en el puerto de Mar del Plata. En este marco, los gremios expresaron que analizarán posibles medidas de fuerza y que la principal problemática es la falta de rentabilidad de la actividad. Asimismo, coincidieron en la necesidad de que actúen referentes nacionales.

Tras la reunión, el gerente de la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera, Sebastián Agliano, destacó que durante la reunión se realizó un “diagnóstico tardío” y no se brindó “ninguna solución concreta”. Asimismo, indicó que es una “es una vergüenza” que no haya representantes nacionales “haciéndose cargo del puerto”.

“Están haciendo diagnósticos de hace un año de un sector que es dinámico, porque la pesca se renueva todos los días. No damos para más, representamos a 60 barcos, mano de obra en tierra de 2800 personas, y una escala de precios de pescado que está rondando un 40% menos que el año pasado”, indicó Agliano y aseveró: “Esta industria, para nosotros, es insostenible y no estamos recibiendo ninguna respuesta concreta del Estado”.

En esta línea, indicó que realizarán una reunión de comisión directiva y luego “analizarán las medidas a tomar”. Sin embargo, apuntó que su idea es “trabajar en forma conjunta y ayudar para que esto cambie, pero no damos más”.

“La flota costera marplatense, que representa a la provincia de Buenos Aires, con esos colores amarillos, que es la postal de Mar del Plata, está desapareciendo”, aseguró e indicó que “gran parte de la flota pesquera está migrando al sur, nos vamos a quedar sin mano de obra”.

Además, señaló que “el diagnóstico político va a destiempo de la realidad”. “Se hizo un análisis general del protocolo. También se habló de créditos, pero el crédito hay que seguir trabajando para pagarlo. Si no tenemos para pagar, ¿cómo hacemos? ¿Cómo hago para producir si no dan los números por ningún lado? Tengo la tripulación que gana 40% menos que el año pasado. ¿Cuándo migre la tripulación, que vamos a hacer?”, sentenció.

En tanto, el presidente del Consejo de Empresas Argentinas (CEPA), Oscar Fortunato, reconoció que tienen “un problema de costos muy serio que hace que la actividad no sea rentable” y que se debe arreglar “la competitividad de la industria argentina y particularmente nosotros, la industria pesquera”.

No hay propuesta. Las propuestas son nuestras. Las hemos elevado ya muchas veces, lo hemos hablado con el gobierno anterior, lo estamos hablando con este gobierno. El tema es que Argentina hoy en día es un país muy caro para producir”, sostuvo.

En este contexto, el titular de la CEPA aseguró: “Hoy estamos en una situación realmente muy difícil. No hay muchos productos, no hay muchas producciones que den algo de rentabilidad. La mayoría da pérdida”.

“Qué respuesta puede tener alguien que no maneja la economía global. La economía no se maneja desde la provincia de Buenos Aires. La provincia de Buenos Aires hace mucho. Vienen los ministros para que hagan acción política para tratar de conseguir mejoras, pero las mejoras se tienen que hacer a nivel nacional”, apuntó sobre la reunión mantenida con funcionarios bonaerenses.

Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de la Industria Pesquera (Caipa), Fernando Rivera, caracterizó como “complicada” a la reunión. “Yo quise transmitir que el problema de la pesca se soluciona con rentabilidad, si fuera así no pasaría ninguna de estas cosas. Hay que buscar un mecanismo para que se pueda tener un tipo de cambio más competitivo”, afirmó.

“Se está conversando y se está viendo que se puede hacer, siempre hay que ser optimista. La situación no es fácil. Como toda reunión es positiva porque tiene la capacidad de ponerse a charlar, discutir y ver”, señaló y explicó que “esto no se soluciona de un día para otro”.

Por su parte, Pablo Trueba, secretario general del Sindicato Marítimo de Pescadores, caracterizó la reunión como “cordial, pero tensa”, en la que se fijaron distintas posiciones. “La problemática de la pesca es muy compleja, hay que aplicar políticas a largo plazo y a corto también”, señaló y también remarcó su apoyo al reclamo sobre la crisis de las lanchitas amarillas.

“No hubo respuestas favorables. La actividad pesquera marplatense no da para más, viene hace años. La matriz industrial se está vinculando al sector congelador y no al pesquero que es el que más mano de obra ocupa”, aseveró Trueba.

Asimismo, detalló que muchos barcos buscan dirigirse al sur a pescar langostinos, porque es rentable, y que la merluza cada vez baja su precio porque no hay demanda. “El 95% se exporta, no hay mercado interno porque el argentino no come pescado”, dijo.

“La pesca está de luto, queremos que toda la ciudadanía apoye el reclamo”, sentenció Trueba. Por estos motivos, las partes volverán a reunirse el próximo 9 de julio, con la intención de seguir avanzando en las problemáticas que azotan al sector.

 


 

 

Comentarios