En 2 de Abril aseguran que “la mitad del barrio no tiene agua corriente”

Lo afirmó Alberto Abal, vicepresidente de la sociedad de fomento. Además, indicó que la Municipalidad les debe ocho meses. “Esa deuda nos limita mucho”, señaló

Por Redacción

sábado 27 de mayo, 2017

El agua corriente es un servicio al que no todos tienen acceso en el barrio 2 de Abril. “La mitad del barrio no tiene agua corriente”, indicó Alberto Abal, vicepresidente de la sociedad de fomento, quien además reveló que la Municipalidad le debe 8 meses a la entidad. “La verdad que los empleados nos aguantan demasiado, porque no estamos al día, recién les terminamos de pagar marzo”, le dijo a El Marplatense.

“Tenemos un problema grave con la falta de agua. Si bien se hizo la primera etapa de la obra, la mitad del barrio no tiene agua corriente. En una parte del barrio ha bajado la napa y están los pozos secos, entonces no tienen agua. Está el proyecto aprobado para empezar con la segunda etapa, pero no se hizo nada. Las obras ya tendrían que haber empezado”, explicó Abal. “Hay un camión de Obras Sanitarias que abastece a varias casas en particular, para que tengan aguas en los tanques. Pero no es lo ideal”, agregó.

Asimismo, el fomentista sostuvo que “no vemos la suficiente atención al barrio”, aunque valoró el trabajo de la Delegación Norte. En tal sentido, apuntó que “faltan arreglar calles y también hay dificultades con las luminarias”.  “Nosotros dependemos de la Delegación Norte de la Municipalidad, que está en Estación Camet. Ellos, dentro de lo que tienen, nos brindan bastante apoyo. Tenemos una buena relación con el delegado. Es más, ahora nos han mandado una cooperativa para que empiece la limpieza del barrio, por el tema de las ramas y la poda”, manifestó.

En la misma línea, Abad explicó que la falta de presupuesto impide una correcta recolección de residuos. “La vamos haciendo de a poquito, porque tampoco tenemos personal. Tenemos un tractorista”, describió. “La Municipalidad está atrasada ocho meses con el convenio y ahora estamos tratando de ver si se ponen al día como para poder ir regularizando la situación con los empleados. Tuvimos una charla con la subsecretaria de asuntos de la comunidad y nos dijo que se va a ir pagando”, expresó.

No obstante, Abal transmitió una visión positiva de la seguridad en el barrio. “Estamos bastante bien, porque tenemos la subcomisaría en Estación Camet y la policía está constantemente patrullando”. De todos modos, lamentó la cuestión económica: “Nos encontramos atados por la falta de presupuesto, porque no llegamos a cubrir todas las demandas que hay en el barrio. La deuda del Municipio nos limita muchísimo”, concluyó.

Comentarios