Zeballos y Karlovic vuelven a enfrentarse tras su partido maratónico

El marplatense y el croata se vieron las caras por última vez en el Abierto de Australia, que finalizó 22-20 en el quinto set tras más de 5 horas de juego. “Nunca había jugado un partido tan largo en mi vida y me sirvió un montón porque después tuve grandes resultados”, afirmó el "Cebolla". Este miércoles jugarán por la segunda ronda de Roland Garros.

Por Redacción

martes 30 de mayo, 2017

Horacio Zeballos e Ivo Karlovic volverán a verse las caras luego del recordado choque que tuvieron este año en el Abierto de Australia. Aquel fue un partido maratónico, que empezó con sol y terminó cinco horas y 14 minutos después y se convirtió en el segundo partido más largo de la historia del certamen.

Aquel partido se lo llevó el croata por 6-7 (6/8), 3-6, 7-5, 6-2 y 22-20. En su momento el marplatense se había quejado de la falta de tie break en el último juego, pero ahora lo ve de otra manera. “Nunca había jugado un partido tan largo en mi vida y me sirvió un montón porque tras ese partido tuve grandes resultados”, afirmó.

Zeballos tiene claro cómo mantenerse de cara al choque de este miércoles con Karlovic: “Estoy pensando más en cómo estoy yo, en cómo estoy afrontando los partidos. Estoy jugando muy bien y en segunda ronda es difícil pero no es uno de los imposibles. Jugamos un gran partido en Australia y no va haber grandes diferencias de lo que fue ese partido”.

¿Fue un partido para olvidar desde su lado de la red? “No, al contrario”, respondió el “Cebolla”. “Fue una gran experiencia para mí. Ese encuentro me sirvió para darme cuenta que puedo aguantar en la cancha más de cinco horas. Y pese a la derrota fue un partido que disfruté mucho, fue algo que no se da todos los días. Ya no sé ni cómo fue el resultado. Fue maratoniano”, añadió.

Por su parte, Karlovic mantiene las mismas sensaciones. “Fue un partido increíble en Australia”, recordó el gigante croata. “Fue difícil. Podría haber acabado de cualquier lado pero esos son los partidos que uno recuerda. Este en particular será el que más recuerde seguro. Iba perdiendo y no sé cómo lo saqué”, añadió.

“Esos son los partidos por los que uno juega. Espero que el próximo no sea tan largo pero si es épico, cuenten conmigo. Estoy all in”, aseguró Karlovic.

Para llegar a esta instancia, el marplatense superó al francés Adrian Mannarino por 7-5, 6-3 y 6-4 en dos horas y 12 minutos. “Fue un arranque que no fue del todo bueno”, apuntó Zeballos, y se justificó en que “jugar en una pista como la Suzanne Lenglen ya de primeras hizo que tuviera un poquito más de nervios, más aún ante un local”.

“Por suerte me mantuve tranquilo y supe que se me iba a pasar, que el partido era largo y que con cinco sets iba a tener posibilidades seguro y se dieron antes de lo previsto así que perfecto. Terminé jugando a un gran nivel de tenis y el festejo posiblemente fue por los nervios que había tenido”, apuntó Zeballos.

Por su parte, el croata certificó su pase al imponer su experiencia ante el #NextGenATP Stefanos Tsitsipas por 7-6(5), 7-5 y 6-4.

Antes, en el Grand Slam australiano el croata se impuso en el final con su poderoso saque. Ahora, en París y con otra superficie, chocarán nuevamente. La expectativa está puesta en que sea otro duelo parejo e interesante de ver.

 


 

Comentarios