Los docentes viven hechos de violencia “diariamente” en Mar del Plata

Así lo indicó la presidente del Consejo Escolar, Sofía Badie, quien señaló que "no siempre la familia acompaña a este docente en la puesta de límites". Además, añadió: “Las escuelas no son contextos aislados de lo que sucede en la sociedad, vivimos momentos muy violentos".

Por Redacción

miércoles 31 de mayo, 2017

Los docentes de Mar del Plata viven hechos de violencia “diariamente” según consignó la presidente del Consejo Escolar, Sofía Badie. Si bien aclaró que no hay “denuncias concretas”, los directivos reciben agresiones “todos los días”.

“Las escuelas no son contextos aislados de lo que sucede en la sociedad, vivimos momentos muy violentos, sobre todo los adultos en la forma de relacionarnos, expresarnos, dirigirnos”, explicó Badie en diálogo con Radio Mitre Mar del Plata. “Estas cuestiones las vemos dentro de las aulas, con muchos alumnos que se relacionan mal, agreden y no tienen registro de la tolerancia o de un ‘no’ que marca un docente de forma constructiva”, añadió.

En este sentido, indicó en el programa Antes que sea tarde que “no hay denuncias concretas que haya recibido una situación de conflicto de este tipo de violencia, pero sí suceden acontecimientos a diario en las escuelas que por ahí no llegan a los inspectores o a la Jefa Regional”.

“Los directivos pueden contar que diariamente reciben agresiones, eso es real. Es difícil contener, educar, mirar, estar atento, son trabajos arduos por parte de los docentes. No siempre la familia acompaña a este docente en la puesta de límites o en el ordenamiento de ciertas conductas”, señaló Badie.

En relación al “no” que dictaminan los docentes, apuntó que significa “poner límites necesarios para una convivencia”. Sin embargo, una negativa “en niños con bajo umbral de tolerancia, son catapultados a conductas agresivas a los docentes o a sus compañeros”.

Cuando suceden estos casos, la titular del Consejo Escolar contó que “interviene del equipo de orientación escolar para trabajar sobre estas conductas, se convoca a la familia generalmente y se trabaja con ella”. Además, aseguró que muchos padres tienen una reacción “defensiva” cuando se les cuenta que “su hijo tiene problemas o no sabe respetar” por lo que “hay violencia y poca aceptación”.

Por último, Badie consignó que “la escuela tiene un arduo trabajo de contención y sostenimiento de los alumnos, y de mantener una línea de trabajo y ordenamiento interno cuando hay estados alterados o irritables”.

Comentarios