Centro de Constructores: “La obra privada no está en su mejor momento”

Lo advirtió el presidente de la entidad, Leonardo Tamburini, quien también remarcó su preocupación por la baja “rentabilidad” que sufre el sector y que impide la concreción de diversos proyectos. “Es muy similar a lo que hoy le está pasando al Puerto”, aseguró,

Por Redacción

domingo 4 de junio, 2017

El rumbo favorable que se reconocía meses atrás en la construcción privada no se ha logrado sostener en el tiempo y se advierte a esta altura del año un ritmo de obra “mesetado en el sector”. Se mantiene preocupación por el tipo de cambio y los índices inflacionarios, que perjudican la rentabilidad del sector. “Es muy similar a lo que hoy le está pasando al Puerto”, aseguraron.

“La obra pública viene dando buenos indicios con la cantidad de obra pública que se viene licitando. Hoy está siendo la vedette del sector. Pero la obra privada, que es lo que en gran medida nos atañe a nosotros, no está en su mejor momento“, explicó a El Marplatense el presidente del Centro de Constructores, Leonardo Tamburini.

El principal referente de la entidad reconoció que se había logrado registrar un “leve repunte a principios de año” pero aseguró que esa “remontada” no se ha consolidado hasta la fecha. “El sector esta mesetado”, aseveró.

Con este marco, Tamburini recordó lo “determinante” que es la obra del gasoducto a partir de la dependencia enérgetica que genera para diversas edificaciones en la ciudad. “Esto es una de las cuestiones que también genera que no se siga movilizando la inversión”, afirmó.

El presidente del Centro de Constructores, que renovó sus autoridades a fines de abril, también puntualizó en los problemas de rentabilidad para la industria: “Con este dólar que oscila entre los 15 y los 16 pesos y la inflación en el sector que es casi del 70 por ciento, se pierde rentabilidad”.

Tamburini llegó a comparar la actual situación que atraviesa a la construcción con el escenario que se visibiliza en el Puerto local. “Hay muchos proyectos aprobados que no se hacen por falta de rentabilidad”, dijo, y aseguró: “Este esquema se va a mantener en este ritmo. Cómo poder resolver este problema no es tan sencillo”.

“El rubro está intentando direccionar su acción a poder armar carpetas para poder certificar capacidad técnica y financiera y poder entrar en la obra pública, que no es lo más fácil y tiene sus complejidades”, concluyó.

 


 

Comentarios