Arroyo pedirá que haya tolerancia 0 en los controles de alcoholemia

Así lo afirmó el Intendente, quien también mostró su profundo dolor en conferencia de prensa por el fatal accidente ocurrido en la madrugada del domingo y criticó a los ediles que no dieron avance al proyecto de fotomultas.. “Este fin de semana sangriento no puede volver a ocurrir”, aseveró.

Por Redacción

lunes 5 de junio, 2017

Tras el trágico accidente en Alberti y la Costa que se llevó la vida de una adolescente de 14 años, el Intendente Carlos Arroyo anunció en conferencia de prensa que le pedirá a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal que se aplique la política de “tolerencia 0” en los controles de alcoholemia que se llevan adelante en la ciudad.

“He tomado la decisión de hacer un pedido formal a la Superior Legislatura de la Provincia de Buenos Aires, cuya copia mandaré a la gobernadora, para pedir que se instrumente la tolerancia 0 en materia de conducción”, aseveró el jefe comunal.

Al fundamentar su decisión, Arroyo dijo que “evidentemente el alcohol está produciendo muchas muertes innecesarias y lo podríamos evitar si lográramos que nadie manejara con ningún tipo de alcohol en la sangre”. “No tiene que haber ni 0,5 ni 0,2 ni nada”, remarcó.

Este fin de semana fue sangriento y no tiene que volver a ocurrir. Vamos a ser extremadamente riguroso con el tema velocidad. Sépanlo, yo aviso. El que avisa no traiciona”, advirtió el Intendente.

En este marco, Arroyo se lamentó por la muerte de la adolescente de 14 años ya que dijo que “la vida humana es lo más preciado que hay”. “El dinero va y viene, las cosas materiales se pierden o se ganan pero la vida que se perdió no vuelve. Y es imperdonable que hayamos perdido una vida de 14 años por una situación así”, consideró.

El Intendente también aprovecho la oportunidad para cuestionar a los ediles que no permitieron que avance el proyecto de las fotomultas en el Concejo Deliberante. “Hace más de un año presenté el famoso proyecto de las fotomultas cuyo objetivo máximo era evitar los excesos de velocidad. El temor a las multas iba a hacer que todos cuidaran las velocidades máximas. Pero por distintos motivos políticos, ese proyecto siguió durmiendo y yo me pregunto cuántas vidas hemos perdido este año por esto”, apuntó.

 


 

Comentarios