“Siru” Acosta palpita una velada especial en Mar del Plata

El boxeador se peleará por el título Latino OMB Medio Pesado el sábado en Gap. En la misma noche, pelearán tres de sus hijos y el cuarto, de seis años, oficiará de asistente. “Pelear por el sexto título en mi carrera y tener el condimento especial en la misma velada de pelear con mis tres hijos, eso para mí no tiene precio”, dijo en un mano a mano en Radio Mitre Mar del Plata.

Por Redacción

miércoles 7 de junio, 2017

El boxeador “Siru” Acosta, de 38 años y radicado en Mar del Plata, se prepara para una velada muy especial que tendrá lugar el próximo sábado en GAP, Constitución 5780. En la misma noche, competirá por el título Latino OMB Medio Pesado y pelearán tres de sus hijos.

Los hijos de “Siru”, Franco, de 20 años, Rubén Jr., de 19, y Armando, de 17, pelearán en el mismo ring que momentos después lo hará su padre. Palpitando esa noche, los cuatro se presentaron en los estudios de Radio Mitre Mar del Plata.

“Es una noche muy especial, para mi muy linda. Pelear por el sexto título en mi carrera y tener el condimento especial en la misma velada de pelear con mis tres hijos, y en plena competencia, creo que no se hizo nunca. Eso para mí no va a tener precio”, aseguró el “Siru”.

Franco comentó que ya tuvo 16 peleas amateurs (14-1-1), Rubén lleva 10 ganadas sin ninguna caída, todas en Mar del Plata y la costa, y Armando tendrá su segunda contienda amateur. El acto comenzará a las 20.30 y la pelea del “Siru” será frente a Juan “Poroto” Juárez.

“Mis hijos son muy distintos a mí, porque en particular cada uno tiene su estilo. Jr es el que más se me asimila, pero tampoco me gusta porque él tiene que buscar su propia línea y brillar por él. Cada uno se entrena muy bien y arriba del ring son ellos, yo estoy abajo, no son el hijo de”, declaró el padre de los jóvenes sobre el estilo de pelea de cada uno.

En esta línea, Acosta contó que en sus inicios tenía un boxeo muy agresivo. “Yo ganaba por abandono, porque no los dejaba respirar. Pero no me pegaban, era raro. Después empecé a pensar y alargar un poco las peleas”, aseguró.

Sobre su historia, Siru relató: “Yo no pensé que iba a ser boxeador, vine de Florencio Varela, de una familia humilde, conocí Mar del Plata y después me di el lujo de conocer 17 países y pelee por un título del mundo. Y me preguntaba: ¿qué hago yo acá?  Son cosas que nunca me esperé, para mí es un sueño”.

Para esta pelea, Acosta llega en “óptimas condiciones” y espera “no fallarle a la gente”. En cuanto a su rival, apuntó que “es dos años más grande que mi hijo, es un chico fuerte, muy duro. Vamos a poner la experiencia encima del ring y transcurrir los rounds. Si llego a ganar, quedo entre los 35 mejores del mundo de vuelta”.

Para la familia Acosta será una noche muy especial. “Siru” asegura que hace diez días viene durmiendo mal por los nervios. Si bien será una velada interesante desde lo anecdótico, el boxeador de 38 años puntualiza en lo deportivo. Porque, a pesar de los lazos, “yo hago guantes con ellos y a mí se me borra que son mis hijos”.

 


Comentarios